“Una pared en mi que se ha derrumbado”

Sharing is caring!

5
(25)

♕ La Promesa del día: "Las palabras amables son como la miel: dulces al alma y saludables para el cuerpo." Proverbios 16:24

De ~ Perla en Ecuador

☊ Alabanza de Perla

Tengo tanto por qué agradecerle a mi Amado, la vida se vuelve más hermosa porque Él está aquí conmigo; claro que sigo atravesando por pruebas pero ahora las pruebas son tan diferentes porque ahora ÉL va conmigo, no voy sola y tan solo su compañía le ha dado tanta vida a mi vida.

Viendo hacia atrás no me hubiera imaginado estar en este tiempo, ¡en un tiempo como este! veo como Su amor y Su Palabra me han ido transformando.... Quiero compartir una pared en mi que se ha derrumbado y que no me había dado cuenta hasta hace poco.

Tiene que ver con el siguiente versículo : "Las palabras amables son como la miel: endulzan la vida y sanan el cuerpo." Proverbios 16:24, es que para mí era muy complicado hablar o tratar con dulzura, no era algo natural en mi.

No digo que no sea una mujer que no tenga gestos dulces, sino que me costaba hacerlo en la cotidianidad, en el día a día, muchas veces no tiene que ver con lo que decimos sino cómo lo decimos, y mi Amado me ha enseñado que el Espíritu suave y apacible se nota al hablar sin importar lo que estamos diciendo.

En las últimas semanas estoy participando en un estudio de Mujer Sabia con mujeres hermosas fuera del Ministerio, en medio de ese estudio, me di cuenta de cuanto he cambiado, sobre todo en el trato a ET (esposo terrenal), antes no podía hacerlo creo que el enemigo me tenía engañada con respecto a tratarlo con dulzura.

Desde que mi Amado me enseñó mi lugar de esposa, lo he tratado con respeto y amor; pero me costaba hacerlo con dulzura porque aunque por ratos se me salía ese trato dulce, yo lo retenía pues pensaba que era parte de perseguir o pensar que le fallaba a mi Amado; pero ÉL me mostró que eso no tiene nada que ver con el amor que ÉL ha puesto en mi porque cuando lo siento no lo hago por querer algo a cambio de ET, sino porque mi Amado lo pone en mi corazón.

Para exponer un poco la idea, mi crianza fue llena de amor, pero no era normal tratar con dulzura al preguntar algo simple, por lo que siempre catalogué a aquellas personas que lo hacían como melosas o exageradas e incluso las sentí como fingidas. Mi madre es una mujer que le cuesta demostrar amor y yo copié el comportamiento, por lo que muchas veces esa máscara dura la utilicé para protegerme y hasta para no verme débil

Pero con mi Amado es tan diferente, no tengo de que temer al demostrar ternura porque es lo que ÉL ha puesto en mi, y ahora veo la importancia de aquello porque como mujeres somos el corazón del hogar. Me alegra ahora decirle varias veces al dia a mi hija que la amo, y escucharla decirme lo mismo es liberador porque sé que estoy enseñándole a ser dulce y a crecer con aquella característica, al principio mi mamá se reía cuando nos escuchaba porque no era algo normal, ahora veo como lo ha normalizado y mi hija también se lo dice a ella, por lo que veo que el amor de mi Amado le ha ayudado a ella también a soltarse un poco en ese sentido.

Amadas siempre dejemos que el amor de nuestro EC (Esposo Celestial)  fluya y llegue a nuestras familias, a quienes nos rodean, espero que este TA (Testimonio de Alabanza) te ayude a ti también a desarrollar esa característica que como mujeres debemos sembrar en nuestro hogares y en el corazón de nuestras hijas.

"El sabio de corazón es llamado prudente, y la dulzura de labios aumenta el saber." Proverbios 16:21

Sigue los testimonios de #Perla
Perla es una socia que diezmaAprende más.


¡Una Mujer Sabia está disponible como un libro electrónico en nuestra librería!

¿Qué tan útil ha sido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 25

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.