Sharing is caring!

Educación en el hogar Paso a Paso

Prov. 16: 9 “La mente del hombre planea su camino, Pero el Señor dirige sus pasos.”

Prov. 3: 5-7 “Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócelo en todos tus caminos,  Él enderezará tus sendas.

No seas sabio a tus propios ojos…”.

Ya sea que estés haciendo educación en el hogar por décimo año o por primera vez, debes orar continuamente para que el Señor te guíe. Lo peor que puedes hacer, en mi opinión, es obtener un libro, seguir una lista de educación en el hogar que alguien armó o escuchar a otra persona sobre cómo debes educar en el hogar. Nadie, y eso se refiere a  mí también, sabe exactamente lo que necesita tu familia, lo que necesita cada uno de tus hijos y, lo que es más importante, nadie más estará allí cuando intentes llevar a cabo tu plan de estudios o tu currículum.

El primer paso puede ser orar sobre dónde te gustaría educar en el hogar. ¡Te diré que cada año nuestra ubicación ha cambiado porque nosotros cambiamos! Nuestras necesidades, nuestro estilo de vida y nuestros hijos cambian y crecen. Te animo a que NO trates de armar una sala de educación en el hogar. La mayoría de las mamás que somos veteranas de educar en el hogar te diremos que es muy difícil para los esposos, y que la mayoría de las veces no funciona como esperabas. En cambio, haz lo simple: ¡haz de la mesa de tu cocina tu aula! ¡Te mantendrá en la cocina donde la mayoría de las mujeres de hoy no están, lo que significa que puedes estar cerca de esa “puerta estrecha” que estás buscando!

También significará que tendrás todos los escritorios y sillas que necesitas, y muchos suministros que te ayudarán en muchas materias: matemáticas, ciencias y economía doméstica.

Pero lo más importante, no debería ser una carga para tu esposo. ¿Lo recuerda a él? Él es quien está haciendo posible que tengas la oportunidad, al menos en parte, de educar en el hogar. Recordemos esto: las madres debemos expresar nuestra gratitud teniendo la cena esperando y la casa ordenada cuando nuestros esposos lleguen a casa. ¡¡Esto es TODO parte de la educación en el hogar: entrenar a nuestros hijos en justicia mediante nuestro comportamiento!!

Suministros Escolares

Lo básico es todo lo que realmente NECESITAS. Si tienes dificultades financieras y vives con un solo ingreso, dile por favor a tu esposo que sólo necesitas lo básico. Dios te bendecirá por esto al ayudarte realmente a tí y a tus hijos a ganar más que la mayoría de las educadores en el hogar que tienen un suministro interminable de recursos.

Ef. 5:33 “En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete a su marido.”

Un esposo que ama a su esposa como a sí mismo será generoso a pesar de que puede poner presión sobre sus finanzas. No dejes que lo haga. Respeta a tu marido lo suficiente como para no comprar cosas que realmente no necesitas. Ora y pídele al Señor que te muestre cómo:

Enseña a tus hijos a amar al Señor y a guardar Sus mandamientos.

Cumple con los requisitos de tu Estado sobre la educación en el hogar.

Guíate a los libros que realmente necesitas (¡y con un ahorro maravilloso o, mejor aún, GRATIS!). Pedir prestado o intercambiar libros ayudará siempre que te mantengas alejada de los libros de trabajo que SON consumibles.

Si recién estás comenzando este maravilloso viaje de educación en el hogar, puedes estar considerando comprar una bandera, una pizarra, un conjunto de tarjetas del alfabeto para forrar la pared y una línea de tiempo. Las casas de muchas familias de educación en el hogar están decoradas en “Educación en el Hogar de los Primeros Americanos”. Personalmente, preferiría que mis hijos y su comportamiento reflejen que yo educo en casa en lugar de mis paredes. (Me gustan todos los carteles que podrían forrar mis paredes, pero no. Me gustan porque son baratos y porque puedo cortarlos para hacer tarjetas).

Una bandera sería buena para afuera, pero a menos que sea idea de tu esposo, déjala afuera. Demasiadas educadoras en el hogar son tan extrañas que ahuyentan a las personas normales que podrían haberse beneficiado realmente de la educación en el hogar. No es que una bandera sea extraña, solo quiero compartir un principio contigo esperando que lo tengas en cuenta cuando estés pensando en comprar algo que luego lamentarás.

Lápices, papel rayado, carpetas de tres anillos para portafolios y un lápiz rojo son todos los “útiles escolares” que realmente necesitarás. Si tienes niños pequeños, la cartulina, el pegamento y los crayones también pueden ser buenos.

Útiles escolares para la Diversión

Si tienes un hijo que realmente quiere ir a la escuela, tómalo de una madre veterana de EH, él no sabe de qué está hablando. Sobre todo, los más pequeños solo quieren algunas de las “cosas” que parecen divertidas. Invierte en una lonchera barata. Espera hasta que la escuela ya haya comenzado y luego obtén una en oferta o encuentra una en una tienda de segunda mano o en una venta de garaje (¡solo pon el termo!). Empaca su almuerzo y déjalos “jugar a la escuela.” Toca una campana, haz que te traigan una manzana y deja que tengan un “recreo”.

Si quieren ir en ese autobús escolar, llévalos en un autobús público como excursión. Asegúrate de que sea la línea MÁS LARGA. Estaciona tu automóvil, ve hasta el final, luego da la vuelta y vuelve. Te garantizo que le quitará todo el glamour al autobús escolar amarillo que se detiene al día siguiente frente a la casa de tu vecino. Lo descubrí por error cuando fuimos a un viaje de arte patrocinado por la educación en el hogar. Todo lo que hicimos fue subir y bajar del autobús mientras éste recorría el centro de la ciudad hacia las diferentes galerías de arte. (¡Puede que haya sido incluso más efectivo debido a todas las exposiciones aburridas!) Sin embargo, he compartido esto con muchas otras madres que dijeron que esto realmente “'¡surtió efecto”!

Cubriendo las Materias

Asegurarse de que sus hijos estén bien formados es una preocupación para todas las madres, y especialmente para los padres. Sin embargo, tendemos a querer imitar y competir con un sistema escolar que no logra obtener graduados que sean alfabetizados, capaces de leer y escribir. Sin embargo, permítanme decir que, a propósito, mantengo a mis hijos “analfabetos” de gran parte de la educación sobre el pecado que enseñan las escuelas, e incluso algunas iglesias. Fue el “conocimiento del bien Y del mal” el que ocasionó la caída del hombre. ¿Por qué debemos enseñar a nuestros hijos el mal?

No me da vergüenza decir que me opongo totalmente a enseñar sobre el mal. En ninguna parte la Biblia alienta o sugiere que los padres enseñen o iluminen a sus hijos en los detalles del mal. Después de que Dios fue expulsado de las escuelas, junto con los principios de la disciplina bíblica, el mal comenzó a correr desenfrenado. Los “expertos” engañaron a nuestros padres diciéndoles que darles a sus hijos más información y educarlos en lo “negativo” de estos comportamientos erróneos les ayudaría a tomar buenas “decisiones." En cambio, eliminó todo el “miedo a lo desconocido” e hizo todo lo contrario. ¡Qué absurdo, tan absurdo como para reírse, pensar que enseñarles a los niños todo sobre las drogas les haría alejarse de ellas!

Yo crecí en el sur de California, donde las drogas estaban desenfrenadas. No sabía ni entendía nada sobre ellas. Si alguien insinuaba o parecía estar a punto de hacer algo como las drogas, por el miedo a lo desconocido, me alejaba.  Me doy cuenta de que la dependencia de los compañeros también juega un factor importante, pero para la familia que educa en el hogar, esto debería eliminar por completo cualquier posibilidad de que sus hijos se involucren. La frase “¡Solo di que no!” debería haber sido lo más lejos que llegaran con la educación sobre las drogas.

 Cómo empezar

Entonces, ¿cómo comenzaría a configurar mi rutina diaria de educación en el hogar?

Comienza con la Biblia (“búscalo primero”), luego ve a las 3 R:

          Lectura: escucharte leer a tí, después leer en voz alta, leer por placer, leer por  temas

          Redacción: ortografía, gramática, puntuación, inglés

Aritmética: sumar, restar, multiplicar y dividir

Finalmente:

Geografía

Historia

Ciencias

Biblia

Como hemos dicho en lecciones anteriores, buscar primero al Señor y su justicia asegurará el éxito en tu educación en el hogar. Asegúrate de que sea el comienzo de tus planes, el comienzo de tu portafolio, el comienzo de tu día, el tema que gane el mayor reconocimiento y las mayores recompensas. La lectura de la Biblia, a través de la lectura personal o escuchando cintas de la Biblia a medida que lees, es invaluable para una familia de educación en el hogar. Mientras más énfasis le des a la Biblia, mayores serán los frutos.

La memorización de la Biblia es tan maravillosa. Ayuda a fortalecer la mente y el alma. Hay testimonios asombrosos sobre aquellos que hicieron una extensa memorización de la Biblia. Bill Gothard comparte su testimonio de reprobar un par de calificaciones. Luego le dijeron que si memorizaba grandes pasajes de las Escrituras, pasaría al tope de su clase. Eso es exactamente lo que pasó. En la escuela secundaria se graduó como el mejor de su clase, pero lo más impresionante es lo que esto le hizo espiritualmente.

Lectura

Siempre que puedas, y ciertamente si buscas continuamente al Señor, debes tratar de combinar temas. Será más fácil para tí y tu hijo, mientras aún cumples con los requisitos de tu Estado (si los hubiera).

En lugar de hacer de la lectura un tema separado, haz que tu hijo lea una biografía histórica, cumpliendo así con dos materias.

Si tu hijo está escribiendo un documento para Historia, usa los errores para cubrir lo relacionado con la materia de Inglés. Pídeles que usen sus palabras mal escritas como palabras para practicar ortografía, pídeles que agreguen algunos adjetivos o adverbios a su descripción (gramática) y pídeles que lo reescriban con su mejor caligrafía. En este punto, es obvio que estas cuatro materias no podrían cubrirse si confías en los libros de trabajo donde simplemente “llenan los espacios en blanco.” He descubierto que al regresar a la época en que no había libros de trabajo, a la época en que solo había libros de texto, o tal vez incluso antes, cuando solo la maestra tenía un libro y sus alumnos tenían que tomar el dictado, descubrirás que tus hijos recibirán una educación tan buena como la de nuestros abuelos.

Hay muchos buenos libros para leer. La MEJOR forma de ayudar a tus hijos a convertirse en amantes de la lectura es leyéndoles a ellos. Estamos demasiado ocupados y descuidamos esta maravillosa interacción con nuestros hijos mientras plantamos una semilla maravillosa para el resto de sus vidas. Incluso a los niños mayores les encanta escuchar un buen libro leído en voz alta. Mi esposo todavía me cuenta su mejor recuerdo de sus años escolares, cuando su profesora, con una sola mano, leía Moby Dick a sus alumnos mientras almorzaban. A todos mis hijos les encanta escuchar Pies de Ciervas en los Lugares Altos que hemos leído muchas veces. Lee clásicos, biografías de personajes famosos y misioneros. Mantén un libro en marcha y te rogarán que lo leas a lo largo del día. ¡Es la mejor manera que conozco de evitar la televisión cuando tu familia tiene algo mejor que le gusta hacer!

La literatura, y el amor por ella, son maravillosos. Memorizar buenos poemas es una excelente forma de fomentar el amor por la literatura y también la formación del carácter. He incluido algunas poesías (al final del capítulo) que mis hijos han memorizado y que han cambiado la vida de mis hijos. Utiliza el mismo método de memorización de la Biblia con una grabadora para ayudar a tus hijos a memorizar poemas. Luego haz que los reciten después de la cena en una noche determinada. Recompénsalos con una golosina y algunos aplausos. Asegúrate de que lo hagan DESPUÉS de que hayan recitado y hayan sido recompensados MÁS por sus versículos de memoria de la Biblia.

Escritura

Escribir un artículo sobre cosas que leen en geografía, historia y ciencia es el mejor, más barato y más productivo método. Incluso los niños más pequeños se beneficiarán. Al principio puede significar más trabajo para tí, pero te sorprenderás por los frutos.

Ya no es de interés para las escuelas, pero la buena caligrafía dice mucho sobre una buena educación fundamental. Enseña a tus hijos a sostener sus lápices de la manera adecuada; nunca pueden escribir bien si no sostienen sus bolígrafos o lápices correctamente. Puedes comprar un soporte simple que les enseñe a sostener el utensilio de escritura de la manera correcta. Sigue vigilando a tus hijos para asegurarte de que se entrenen a sí mismos.

Luego, enséñales a tus hijos a formar sus letras correctamente. Si no estás segura de cómo debes escribir una letra, obtén un libro sencillo  y luego observa a tus hijos cuidadosamente. Es más fácil enseñar que volver a enseñar a tus hijos a hacerlo bien.

Aritmética

Volver a lo básico es muy importante para la vida cotidiana. Como se mencionó anteriormente, las tarjetas te ayudan a aprender los hechos rápidamente y a aprenderlos muy bien: suma, resta, multiplica y divide.

Historia

La historia bíblica es un buen lugar para comenzar, o comienza aprendiendo la historia de nuestro país. Para la historia bíblica, una línea de tiempo hecha en casa te ayudará a aprenderla por ti misma. Puedes leer la Biblia y hacerlo a medida que avanzas. Hazla para doblarla y guardarla, o colócala en la habitación de tu hijo o en el pasillo.

Para la historia estadounidense, la mejor manera es memorizar a los presidentes y luego construir tus lecciones de historia desde allí. Añade biografías para que conozcan a los hombres y mujeres que están detrás de la oficina o historias escritas durante esa época para ayudar a tus hijos a que aprendan a amar la historia. Los libros de texto de historia o los libros de trabajo están llenos de curiosidades, son difíciles de seguir y nunca se conservan, entonces ¿cuál es el punto de usarlos? Leer y escribir sobre esto es más divertido y desafiante y cuesta mucho menos.

Geografía

Un globo terráqueo es un buen regalo para Navidad o un cumpleaños. Acostúmbrate a usarlo cuando surjan eventos. Como mencioné en una lección anterior, un mapa de madera es la mejor manera de hacer que tus hijos, incluso tus hijos muy pequeños, conozcan la geografía estadounidense.

Haga que los niños pequeños tracen y coloreen o recorten y peguen. Agregue escritura a medida que crecen. Un niño de cinco o seis años puede escribir el nombre del estado debajo. El año que viene, pueden escribir el nombre de la ciudad capital. Para cuando están en quinto o sexto grado, pueden escribir un reporte semanal sobre un estado, ciudad o país.

Ciencias

Conocer la ciencia de la creación es probablemente lo más beneficioso con una mayor base para la fe de tu hijo. Hay mucho, demasiado en los medios que contradicen el relato bíblico de la creación. Asegúrate de invertir una gran cantidad de tiempo y nuevamente considera invertir en algunos de los videos de ciencia de la creación de Kent Hovind.

Tareas domésticas y Economía

Incorporar hacer cosas en la casa es imprescindible por muchas razones. Primero, nunca podrás mantener listas las tareas domésticas sin la ayuda de tus hijos. Trabajar juntos será una manera de construir una familia fuerte y amorosa.

También ayudará a tus hijos cuando sean adultos. Muchos de nosotros fuimos educados a través de las escuelas, pero estábamos totalmente mal preparados para mantener un hogar. Limpiar, cocinar y lavar la ropa son habilidades que muchos jóvenes nunca aprenden. Parece que solo los niños cuyas madres trabajan, y sobre quienes se arrojan todas las tareas domésticas, aprenden estas tareas. No prives a tus hijas de la educación sobre administrar una casa y a tus hijos de saber cómo ayudar a sus esposas.

Hay mucha más ayuda y sugerencias en mi libro Trabajadoras en Casa: Aprovechando al Máximo su Tiempo de lo que puedo cubrir aquí.

Educación Física

Si tu hijo tiene la oportunidad de correr y jugar, entonces la educación física probablemente no sea necesaria. Tener a tu hijo en un deporte está bien siempre que no se vuelva obsesivo. Los deportes tienen una prioridad demasiado alta en nuestra nación.

Un año les di a mis hijos una cinta de audio con ejercicios que les encantaba hacer. Los hice subir y bajar escaleras, hacer saltos, tocar sus dedos de los pies, hacer abdominales y muchas otras cosas. Solían pedir hacerlo varias veces al día, pero lo limité a una (¡o dos veces si lo hacían antes de acostarse para cansarlos realmente!).

 Planificación

La mayoría de las madres creen que necesitan hacer todas las materias todos los días. Cuando enseñas en casa, tienes el privilegio de elegir cuándo y cuánto, no solo qué plan de estudios deseas utilizar. Es posible que debas realizar algunas materias diariamente, de acuerdo con los requisitos de tu estado. Pero muchas materias se pueden hacer cada dos días o solo una vez a la semana.

“Cuándo” realizas la educación en el hogar (qué hora del día) también es de tu elección. La mayoría de las madres lo hacen a primera hora de la mañana, pero algunas lo ajustan según el horario y las necesidades de su familia. Asegúrate de ajustar tu educación en el hogar al horario de tu esposo. Si tu esposo se levanta temprano, todos ustedes levántense temprano. Por supuesto, si tienes una mala actitud o si tus hijos están de mal humor, entonces tu esposo puede insistir en que duermas hasta que él se vaya.

Si tu esposo trabaja fuera de la ciudad, o maneja un camión, asegúrate de avanzar en los estudios cuando él no está y que te libras de las clases cuando él está en casa. Está lista para dejar todo cuando tu esposo esté en casa. ¡Esto mantendrá a tu familia unida y es mucho más beneficioso para tí y tus hijos pasar tiempo con la cabeza de tu hogar!

La mayoría de ustedes puede programar su día normalmente. Asegúrate de quedarte en casa la mayor parte del tiempo. Si tienes que salir, asegúrate de que la casa esté ordenada y la cena esté planificada. Cuando estés en casa, asegúrate de que hayas hecho tus tareas escolares, que la casa esté lista, que te maquilles (si a tu esposo le gusta que lleves puesto maquillaje) y que tengas una buena comida lista para él. Disfruten su noche juntos. No continúes trabajando en cosas que deberías haber hecho más temprano en el día. A un hombre le gusta disfrutar de su esposa cuando está en casa. Cuando conoces las estadísticas de divorcio en Estados Unidos y en la iglesia, debes tomarte en serio tu matrimonio.

 

Reglas de Mesa para La Gente Pequeña

En silencio debo tomar mi asiento

y dar gracias a Dios antes de comer;

Debo esperar mi comida con paciencia,

hasta que se me pida que entregue mi plato;

No debo regañar, ni quejarme, ni poner mala cara,

Ni mover mi silla ni mi plato;

Con el cuchillo, el tenedor o el servilletero,

No debo jugar, ni cantar.

No debo decir una palabra inútil,

Porque los niños deben ser vistos, no oídos;

No debo hablar de mi comida,

ni preocuparme si no me parece buena;

No debo decir, “El pan es viejo”,

“El té está caliente”, “El café está frío”;

 No debo atiborrar mi boca de comida,

 ni hablar en voz alta mientras como;

 Debo girar la cabeza para toser o estornudar,

 Y cuando pida, decir “Si es tan amable”;

 No debo estropear el mantel,

 ni ensuciar mis dedos con la comida;

 Debo mantenerme en mi asiento cuando haya terminado,

  y no correr alrededor de la mesa;

  Cuando se me diga que me levante, debo apartar

  mi silla de forma silenciosa;

  y elevar mi corazón a Dios,

 En alabanza por todo su maravilloso amor.

 

Nuestros labios y orejas

Si tus labios debes evitar que resbalen,

Cinco cosas observa con cuidado:

De quien hablas, a quien le hablas,

Y cómo, cuándo y dónde..

Si tus oídos debes salvar de las burlas,

Estas cosas mantén mansamente escondidas:

Yo mismo y yo, y lo mío y mi,

Y cómo hago e hice.

 

Pequeño Fred

Cuando el pequeño Fred

Fue llamado a la cama,

Él siempre actuó bien;

Besó a su mamá

Y luego a su papá,

Y les deseó a todos buenas noches.

No hizo ruido

Como los niños traviesos

Pero suavemente por las escaleras

Directamente fue,

Cuando fue enviado

Y siempre dijo sus oraciones.

 

El Pequeño Caballero

Toma tus comidas, mi pequeño hombre,

Siempre como un caballero;

Lávate la cara y las manos con cuidado,

Cambia tus zapatos y cepíllate el cabello;

Entonces tan fresco, limpio y ordenado,

Ven y toma tu asiento apropiado;

No merodees y llegues tarde,

Haciendo esperar a otras personas;

No apuntes ni toques groseramente;

No comas ni bebas demasiado;

Termina lo que tienes antes

de incluso pedir o enviar por más;

 

Nunca desmorones o destruyas

Comida que otros puedan disfrutar;

Aquellos que ociosamente las migajas desperdician

a menudo ¡quieren un pan para probar!

 

Nunca derrames tu leche o té,

Nunca seas grosero o ruidoso;

Nunca elijas la comida más delicada,

Alégrate con lo que es bueno;

 

Busca en todo lo que puedas

ser un pequeño caballero.

 

Cuenta Ese Día Perdido

por George Eliot

Si te sientas a la puesta del sol

Y cuenta las acciones que has hecho,

Y, contando, encuentras

Un acto de abnegación, una palabra

que alivió el corazón del que escuchó,

Una mirada más amable

Que cayó como la luz del sol donde fue ...

Entonces puedes contar ese día bien empleado.

Pero si, a lo largo de todo el día,

No has animado ningún corazón, por sí o por no ...

Si, a pesar de todo

No has hecho nada que puedas rastrear

que haya traído la luz del sol a un rostro ...

Ni el acto más pequeño

que haya ayudado alguna alma a ningún costo

Entonces cuenta ese día como perdido.

     

El Constructor de puentes

por Will Allen Dromgoole

Un anciano, yendo por una carretera solitaria,

Llegó, por la tarde, fría y gris.

A un abismo, vasto, profundo y ancho

A través del cual fluía una marea sombría.

El viejo cruzó en la penumbra del crepúsculo;

La corriente sombría no tenía miedo por él;

Pero se volvió, cuando estaba a salvo al otro lado,

Y construyó un puente para cruzar la marea.

“Viejo”, dijo un compañero peregrino, cerca,

“Estás desperdiciando fuerzas construyendo aquí;

Tu viaje terminará al final del día;

Nunca más debes pasar por aquí;

Has cruzado el abismo, profundo y ancho ...

¿Por qué construir el puente al atardecer?”

El constructor levantó su vieja cabeza gris:

“Buen amigo, en el camino que he recorrido”, dijo,

“Me sigue hoy un joven, cuyos pies deben pasar por aquí.

Este abismo, que no ha sido nada para mí

Para ese joven de cabello rubio puede ser un peligro.

Él también debe cruzar en la penumbra del crepúsculo;

Buen amigo, estoy construyendo el puente para él.

 

¿Qué hemos hecho hoy?

Por Nixon Waterman

Haremos mucho en los años venideros,

¿Pero qué hemos hecho hoy?

Daremos nuestro oro en una suma principesca,

¿Pero qué dimos hoy?

Levantaremos el corazón y secaremos la lágrima

Plantaremos una esperanza en el lugar del miedo,

Hablaremos las palabras de amor y alegría,

¿Pero qué hablamos hoy?

Seremos tan amables en el tiempo venidero,

¿Pero lo hemos sido hoy?

Traeremos a cada vida solitaria una sonrisa,

¿Pero qué hemos traído hoy?

Daremos a la verdad un nacimiento más grandioso,

Y para mantener la fe, un valor más profundo,

Alimentaremos las almas hambrientas de la tierra,

¿Pero a quién hemos alimentado hoy?

Cosecharemos tales alegrías poco a poco,

¿Pero qué hemos sembrado hoy?

Él nos construirá mansiones en el cielo,

¿Pero qué hemos construido hoy?

“Es dulce en los sueños ociosos tomar el sol;

Pero aquí y ahora, ¿hacemos nuestra tarea?

Sin embargo, esto es lo que nuestras almas deben preguntar:

¿Qué hemos hecho hoy?

 

Trabaja mientras Trabajas

Trabaja mientras trabajas

Juega mientras juegas;

Una cosa a la vez

Ese es la forma.

Todo lo que haces

Haz con tu poder;

Cosas hechas a medias

No se hacen bien.

 

Si Tú estuvieras

Si estuvieras ocupado siendo amable,

Antes de que te dieras cuenta, encontrás

que pronto te olvidarás de pensar que fue verdad

Que alguien fue cruel contigo.

Si estuvieras ocupado siendo alegre,

Y animando a las personas que están tristes,

Aunque te duela un poco el corazón,

Pronto te olvidarás de notarlo.

Si estuvieras ocupado siendo bueno,

Y haciendo sólo lo mejor que puedes,

No tendrías tiempo para culpar a un hombre

quién está haciendo lo mejor que puede.

Si estuvieras ocupado siendo correcto,

Te encontrarás demasiado ocupado

Para criticar a tu vecino por mucho tiempo

Porque está ocupado en estar equivocado.

 

"Ella se levanta mientras aún es de noche ..." Proverbios 31:15
Diario