El Señor me Sostiene!

Cuando mi madre me dijo que necesitaba decirme algo que le habían comentado, que no sabía cómo decirlo para que yo no me sintiera dolida,  asumí que iba a decir que se había enterado que mi ET (esposo terrenal) me había pedido el divorcio (ya que ella todavía no sabe nada acerca del tema y mucho menos que tuve que firmar).

Ella me apoya mucho en todo y de hecho tuve la gracia de que hasta ahora me haya apoyado con la restauración del mismo. Pero no fue precisamente acerca de su pedido de divorcio que se había enterado sino que en mi pequeña ciudad se corrieron rumores (injurias a cerca de mí) que yo nunca cometí.

Le dijeron que mi et y su madre andaban diciendo (que existía infidelidad de mi parte, que él había sido bueno conmigo y me había dejado el auto, etc). Y aunque no sean ciertas yo lo único que pensé en ese momento fue en mi amado EC (Esposo Celestial), que solo El sabe cuánto hay de cierto en lo que dijeron.

Estoy lejos de casa y la situación no se dio para volver, confío en el Señor que ÉL tiene su tiempo. Pero aun estando lejos alguien se ocupó de traer esos rumores a mi madre. Todo eso hizo que ella se sintiera dolida. Con mi et hemos pertenecido a una comunidad a la cuál fue a dar aviso que me dejaba por haberlo engañado. Oh es como si cada vez más personas supieran de nuestras crisis. ¿Le sería más liviano decir que era por engaño para salir limpio? Eso no lo sé, lo único que sé es que me siento tranquila, y sostenida por nuestro Amado.

Y por si eso no me convencía, le recomendaron a mi mamá que yo debía buscar un buen abogado, que mi et tenía novia (primer rumor de infidelidad de su parte). En ese momento me estaba vistiendo y preparándome para salir con ella, mientras mi madre me contaba yo permanecí en silencio y ella lloraba diciendo que no se hubiera imaginado que él sería una persona tan mala.

Cuando terminó solo pude abrazarla y decirle que no debe preocuparse por esas cosas, que el Señor nos había cuidado tantas veces, y nos había sostenido otras tantas, que no dudo que lo haga otra vez, le recordé como ÉL la salvó cuando ella no se defendió y dió a cada uno su sentencia, los rumores son rumores no se sabe cuánto hay de cierto en ellos y no creo que mi et haya sido capaz de todo eso, pero que sí lo había dicho yo ya tenía mi juez que es el Señor, que ÉL se encargaría de todo.

Sé que ella es mi autoridad y que no debo enseñarle pero es lo que me salió en ese momento. Cuando pasó un rato y el Señor le dió un pasaje bíblico donde le comentaba todas las obras buenas que había hecho con quiénes habían confiado en ÉL, se animó y me dijo: “YO TE VEÍA TAN TRANQUILA EN ESE MOMENTO”!!

Ese fue mi Amado sosteniéndome, lo alabo por ello!!!.

Sus Promesas:

Salmos 28:8 “El Señor es la fuerza de su pueblo, un refugio seguro para su ungido”.

~ Daniela