Alabado sea Dios!!

Doy gracias a mi Dios, por su amor y misericordia, al leer el libro cómo Dios puede y va a restaurar tu matrimonio, le he estado pidiendo a Dios, que me de un corazón nuevo, que

me haga una nueva mujer, humilde, sumisa, afable, apacible, sumisa, sabía, escribí versículos en tarjetitas de 3×5, y he estado orando, según la palabra de Dios; experimenté que cuando le decía al Señor según la palabra en salmo 51:2-4 y clamando con gemidos el Señor me limpio, sacó todo lo sucio que andaba, nunca había leído así, conforme a la palabra y que lindo sentí orar así, también orando las oraciones que están en el capítulo de interponerse en la brecha, han traído rompimiento, sentía un respaldo cuando oraba con la palabra, es hermoso, y me siento muy feliz, he cambiado Muchas cosas en mi vida, y una de ellas es amar incondicionalmente, también ha tener una buena conducta, a tratar a los demás con amor y paciencia y así Muchas cosas, a no ser contenciosa.

Y quiero compartirles que ayer 24 de diciembre, días antes invitamos a mi esposo, a la iglesia, porque mi hija iba a participar en un canto navideño con los demás niños de escuela dominical, el dijo que iba a ver si iba, y yo no le hable para recordarle, y 2 horas antes de las 7 pm el llamó porque dijo que quería ir a ver a la niña, que quería ir a la iglesia, ¡gloria a Dios!, pero quería que lo fuera a recoger y lo fui a recoger y en lo que íbamos para la iglesia, me dijo que solo iba a ver la niña y se iba, me sentí un poco triste, pero le dije lo que vos digas está bien, pero no fue así, se quedó hasta el final del culto, y al terminar el culto, nos dimos un abrazo, le dije que lo amaba, y nos tomamos fotos, y anduvo un rato más con nosotros, pero me siento muy feliz y quería compartirlo con ustedes, a Dios sea toda la gloria y la honra.

“Sométanse, por causa del Señor, a toda institución humana, ya sea al rey como autoridad,  o a los gobernadores como enviados por él para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen el bien. Porque ésta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, ustedes hagan enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos.”1 Pedro 2:13-14,15 (NBLH)

~Helen