¡CAMINANDO EN LAS NUBES Y DE TU MANO!

Amadas y queridas novias, hoy es un día hermoso, porque lo siento conmigo, me decidí a respetar su presencia y cuidar que mi corazón le sea fiel. Hace unos días recordé que ÉL nos pide que sobre toda cosa guardada guardemos nuestro corazón en otras traducciones dice nuestra mente porque de ella mana la vida.

Y en eso estoy, viviéndolo y disfrutando en cada momento, realmente confiando en ÉL, mucho más descansada, que en otras ocasiones que no cuidé mis pensamientos y me dejé llevar por lo que mis ojos ven, se que este es un viaje y también sé que este tipo de cosas suelen ocurrir, pero quiero seguir hasta lograr que seas lo único que veo en cualquier circunstancia.

Vivir con esa paz y ternura y sentirse caminar en las nubes, es sólo obra de mi tesoro, el amante de mi alma, al que poco a poco vuelven mis únicos anhelos.

Es el saber que estoy recostada en tus brazos, lo que me da la alegría de esperar solo en ti y de ti, sentir que espero segura lo que vendrá, me llenas el corazón, me llenas de amor de verdad y el recordar tantas cosas que has hecho por mi aún sin que yo te las haya pedido, realmente me muestra que nunca estuve sola.

Me siento honrada de que me hayas llamado a caminar por tus caminos. TE AMO.

No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo. (Filipenses 4:7-8)

~Carolina