Testimonio de Matrimonio RESTAURADO: “No sentía nada, ni odio ni amor”

Sharing is caring!

5
(11)

♕ La Promesa del día: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.” Isaías 41:10

☊ Audio Testimonio

Carmen, ¿Cómo comenzó en realidad tu restauración? 

Bueno todo comenzó cuando mi bebé nació. Yo seguí todo lo que leí en el libro de no llamarlo ni buscarlo bajo ningún motivo. Entonces fue ahí cuando Dios se movió, usando a mi sobrina la misma que no quería verlo, fue ella quien ese día que nació mi bebe públicó en la noche la foto de mi, y ella en vez de desactivar la foto para que no vea él, la activó; Entonces él se enteró que nació. Ya que por la situación anterior de la OM (otra mujer) él se alejó completamente y no sabía nada. Por mi parte también dejé de perseguir y buscarlo. Hasta que fue al día siguiente que me llamó en la mañana y me dijo que como estaba le dije que bien y me pregunto por la niña, le respondí que estaba muy bien. Me dijo que si podía ir a verla le dije que sí y me colgó. Después de nuevo me llamó y dijo que está afuera y que no le dejan pasar, a lo que respondí dígale que usted es el papá.

Y así llegó, nos saludamos y me dijo como me sentía, le dije que feliz y me preguntó si podía cargar a la bebé y le dije que si. Así pasó y se despidió y me dijo que si podía venir a traernos cuando me dieran de alta a lo que contesté diciéndole que yo le avisaba. Porque en todo ese proceso me ayudó mi familia y no querían saber nada de él y mi cuñado quedó en irme a ver, lo cual estaba muy preocupada como decirle, si ya sabía que debía obedecer lo que mi esposo me decía confieso que me sentí que estaba entre la espada y la pared. Ya que mi familia me ayudó cuando él se fue, pero sin más decidí que él me lleve a casa. Y fue raro verle porque no sentía nada, ni odio ni amor, solo era raro para mí. Me sentí como si fuera alguien ajeno. En el trayecto de ir a la casa no hablamos nada solo dijo que se siente ser mamá le dije que muy bien. Y así pasó, nos dejó y se fue y me quedé muy triste y preocupada porque me dirá mi familia.

¿Cómo cambió Dios tu situación, Carmen mientras lo buscabas a Él con todo el corazón? 

Mi Amado Rey cambió todo en mi vida para bien, me mostró mis múltiples errores, me dio fuerza para soltarlo fue difícil pero, solo el amor de Él me hizo seguir. Tuve momentos difíciles el cual él usó para ayudarme a perdonar y perdonarme. Siempre le alabo por tanto que me dio y me mostró. Él es quien guía y restaura. Al principio estaba perdida busque por todos lados, pastores, curas, familia, libros y nada me consolaba. Hasta que de tanto buscar lo encontré en YouTube y descargué el libro como Dios puede y va a restaurar su matrimonio. Y mientras leía me rompía en llanto al darme cuenta que fui la protagonista principal de la caída de mi hogar. Así poco a poco leí y me inscribí en el curso. Quería saber más y más. En todo el proceso fui recuperando mi paz y volviendo a la alegría entendí porque estaba pasando tal situación y busqué el perdón de mi Dios.

Así mi vida tomó otro sentido y puse todo en mano de mi Padre. Él solo Él es y será mi amor y felicidad. Gracias a ti Padre Amado intento ser otra persona dejando atrás todo lo que no me edifica.

¿Qué principios, de la Palabra de Dios o por medio de nuestros recursos, Carmen,  te enseñó el Señor durante esta prueba? 

Me enseñó que no estoy sola, que Él está conmigo. Además me indicó que hay que ser prudente y suave al hablar. Que el orgullo no sirve de nada..

Que se gana mucho sin mencionar palabra.

¿Cuáles fueron los momentos más difíciles que Dios te ayudó a atravesar? 

Cuando en navidad él llegó a la casa a la cena aún estando con la OM. Y su comportamiento fue muy hostil e indiferente. Me ignoró y sólo estuvo con mi cuñado y hablando de otras mujeres. Y me fui destrozada al cuarto, me daban ganas de insultarle, pero al contrario fui amable y le dije que tenga una linda navidad y me fui a dormir. Además Dios me ayudó, en fin de año cuando él llevó a la OM junto con mi sobrinos a despedir el año viejo en casa de su hermano. 

Me dolió tanto que haya llegado a ese punto que me destrozó el alma, lloré mucho y mientras oraba recordaba las promesas de mi Amado y eso me reconfortaba. Fueron muchos problemas tanto económicos como de salud por el embarazo que era de alto riesgo y en todo momento Dios no me soltó nunca. Recordaba que las circunstancias no determinaban nada y que Dios seguía trabajando para mí bien. Pase por el fuego de la prueba mil veces al ver cómo comentaban mis familiares que él seguía subiendo fotos con la OM y todo eso lo soporté sólo con la ayuda de mi Señor, mi único Consuelo en todo momento fue Él.

Carmen, ¿Cuál fue el “momento crucial” de tu restauración? 

Por motivo de la bebé empezó a venir los domingos y el 14 de febrero que cayó domingo, en el cual yo le había pedido a Mi Dios que hiciera que pase conmigo por nuestro aniversario de matrimonio; así fue Dios escuchó mi oración y él pasó conmigo. Ese día recuerdo que me llamó y me dijo si acepto salir a pasear por nuestro aniversario y acepté. Aunque estaba aceptando perder a mi familia todos se alejaron de mi. No podían concebir la idea de que le esté dando otra oportunidad después de todo lo que me había hecho y eso me hizo dudar, sufría mucho era el amor de mi familia y de mi esposo, me sentía que estaba traicionando a mi familia. 

Sufrí mucho pero Dios me mostró un versículo de Pablo que decía que no estoy para agradar a nadie sino para cumplir la voluntad de Dios. En eso pasaron los días y venía los domingos y se iba y así hasta que un día, me dijo que quería construir la casa que tanto quería y dije que si, ya no me opuse como antes trataba de ser obediente en todo como Dios manda. Y en esos momentos fuimos reconstruyendo nuestro amor. Pero en todo momento se presentaban situaciones que me hacían dudar. Hasta que todo cambió de pronto, la tía de él, me llama y me dice que él se ha ido con la OM de viaje y me quedo muy mal. Luego todo se juntó, después de un día veo cosas y le digo que no puedo más. Entonces es cuando falto al principio de no enfrentar y le digo que no más.

Cuéntanos Carmen, ¿ cómo pasó, tu esposo sólo regresó por la puerta principal? 

Pues era un sábado en pleno confinamiento estábamos construyendo la casa y solo hubo durante el día silencio. Hasta que dio la noche y él me dice que quiere hablar conmigo y que me ama y que quiere la familia que él nunca tuvo. Que quiere envejecer conmigo, que ya no quiere estar más tiempo separado. Que dejemos todo atrás. Y respondí que yo también quiero aunque me costó pero lo dije desde ese momento hasta el presente nos ha tocado atravesar por muy duros momentos. He sido probada una y otra vez y en todo esto le pido a Dios que me ayude y busco de él cada instante y me da paz y alegría. Confieso que antes decía porque paso esto pero ahora le doy gracias a mi Dios porque le llegue a conocer y a saber que es él único a quien debo recurrir y se que su poder y gracia son infinitos. Le doy gracias por haberme hecho llegar hasta este punto. Todo lo que le he pedido me lo ha dado gracias mi Señor. Mi esposo me trata aún mucho mejor que antes, somos felices. Te amo infinitamente mi Señor nunca apartes tu mano ni mirada de nosotros.

Carmen, sospechabas o podías ver que estabas cerca de ser restaurada? 

A veces pensaba que si, porque era tormenta tras tormenta y recuerdo que Erin decía que cuando sucedía esto estábamos cerca. Pero al mismo tiempo las circunstancias me indicaban lo contrario. Pero seguía confiando y le decía al Señor que él haga lo que sea necesario para mí restauración.

¿Recomendarías alguno de nuestros recursos en particular, que te haya ayudado?

Recomiendo tomar todos los cursos.

Empezar con el libro Como Dios puede y va a restaurar su matrimonio. Fue la clave para mi restauración. Actualmente lo sigue siendo, recurro a él cada que me vienen dudas o miedo.

Carmen, tienes versículos favoritos de la Biblia que quisieras compartir con las mujeres que leen tu testimonio? O Promesas que Él te dio?

 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia." Isaías 41:10

" Nunca te dejaré nunca te abandonaré " Hebreos 13:5

Estarías interesada en ayudar a animar a otras mujeres? 

Si

De cualquier forma Carmen, ¿qué tipo de ánimo te gustaría dejarles a las mujeres en conclusión? 

Mujeres hermosas que cualquier situación que se les presente se la entreguen al Señor. Él hace todo lo imposible en posible solo entreguenle su amor y póngale primero en todo reconozcanlo en todo y tengan una relación amorosa con nuestro Dios.

 ~ Carmen en Ecuador


Encuentre más comprensión para superar los obstáculos con las etiquetas: #soltar y #contenciosa simplemente haga clic en la #ETIQUETA vinculada a los Testimonios de Matrimonio Restaurados.

Archivado en los hashtags#: contenciosaECSoltarOMRMT

¿Quiere aún MÁS Testimonios de Matrimonio Restaurado para estudiar y aprender los principios vinculados para animarla?

Lee MÁS Usando el Traductor >> RMT en inglés y RMT en portugués

Encontrarás esto en Por la palabra de su testimonio (Libro 10) (disponible sólo en inglés): "Las bendiciones vendrán y te alcanzarán".

Hay incluso hay MÁS testimonios disponibles para leer en el Paquete de serie completa de Por la palabra de su testimonio: 10 libros electrónicos(disponible sólo en inglés) o comprándolos en tapa dura Paquete COMBO de serie completa de Por la palabra de su testimonio: Libro de bolsillo y libros electrónicos.(solo el WOTT2 disponible en Español)

¿SE HA RESTAURADO SU MATRIMONIO? (Por favor léelo en español con el traductor)

Si usted o su esposo han regresado a casa, presente su testimonio para que podamos comenzar a animarla a continuar su Viaje de Restauración e invitarla a nuestras Reuniones de Zoom para novias restauradas.

¿Qué tan útil ha sido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 11

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.