Su voluntad en mí!

“Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Asolamiento: sino que serás llamada Hefziba, (Mi voluntad en ella) y tu tierra, Beula (Casada) porque el querer del SEÑOR será en ti, y tu tierra será casada.” Isaías 62:4.

Quiero dar la honra a mi Señor, bendito y Santo, Dios de toda misericordia!!! Hace 1 año y 4 meses me iba a casar y 3 meses antes de la boda, mi novio la pospuso, porque no estaba seguro y tenía miedo, mi mundo se vino abajo y culpé a Dios de todo, después de un mes de esto, mi novio terminó conmigo definitivamente y yo quería morir, el dolor y la vergüenza hicieron que me torturara con preguntas sin respuesta hasta ese momento.

Pero El Señor tenía planes y entre llantos y lamentos le pregunté porque me sucedía todo esto, si yo no he hecho nada malo, siempre fuí una buena mujer…!!!!, (hasta ese momento no se cuántas puertas le había abierto al enemigo).

El Señor en su misericordia me llevó a un grupo de Facebook, ya que en mi desesperación buscaba resolver esta situación y hacer que mi novio desistiera de su decisión, no sé cómo llegué a “Restaurada en Gracia“, fue un milagro!, el Señor me estaba dando otra oportunidad.

Comencé a ver los videos, leer los testimonios y pude obtener el libro en PDF “Cómo Dios puede y va a restaurar su matrimonio” Curso 1: RSM lo leí muy rápido y fue como una balde de agua fría, el Señor me fue revelando  el por qué de esta situación. Yo había abierto puertas al mal y le di autoridad al enemigo de entrar en mi noviazgo cuando accedí a tener intimidad con mi novio y vivir con él como si estuviéramos casados, entonces comprendí que el Señor había permitido todo, porque necesitaba restaurarme a mi, yo nunca le había dado a Dios el lugar que le corresponde, es más se lo di a mi novio, lo idolatré, es más a Dios no lo conocía realmente.

Esta verdad llegó a mí, y decidí creer que ÉL podía restaurar cualquier situación por difícil que parezca. Fué entonces que me enteré que había OM, una relación que había tenido con una mujer casada, él estaba con ella otra vez, cuando me lo dijo fue tres días antes de mi cumpleaños y por whatsapp, fue como una espada clavada en mi corazón (el enemigo sabe cómo hacernos daño), pero no contaba con que a esas alturas el Señor me tenía el corazón y la mente protegido, yo había acordado con Él que pasara lo que pasara y doliera lo que doliera, yo sólo le creería a ÉL, sin importar lo que viera o escuchara, así que a duras penas logré resistir ese mensaje, no con mis fuerzas sino con las de mi Dios, y no respondí nada, me mantuve sin nunca decirle nada al respecto a mi novio.

En todo este desierto me enamoré del Señor, ÉL es lo más importante en mi vida está por sobre todo, también fue lo que más me costó, pero Dios fue fiel y siempre lo será, le pedí enamorarme de Él y que pusiera en mi corazón el querer hacer su voluntad y así lo hizo. Hace un par de semanas,  mi novio vino a mi casa a un almuerzo conmigo, me besó y me dijo que era la mujer que Dios tenía para él y que quiere casarse conmigo y agradar al Señor.

Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Asolamiento: sino que serás llamada Hefziba, (Mi voluntad en ella) y tu tierra, Beula (Casada) porque el querer del SEÑOR será en ti, y tu tierra será casada

~Andrea