Su Misericordia es Grande!

Este es un día más en que mi amado Jesús me muestra lo bueno que es y el amor tan grande que tiene para mí, aunque yo le fallé constantemente.

Hoy como tantas veces me desperté con desesperación por no tener el control de la situación en casa, les comparto que cuando a principios del mes de noviembre del año pasado empecé a leer el libro “Como Dios puede y va a restaurar su matrimonio” Curso 1: RSM, bastó pasar unas cuantas lecciones para darme cuenta de todo lo que había estado haciendo mal, porque procuraba no faltar a la Iglesia, trataba de estar en cualquier evento, diezmaba, ayunaba, en todo quería estar bien con el Señor y agradarle, pero mi matrimonio estaba destrozado, meses antes yo le había cerrado las puertas de mi casa a mi ET (esposo terrenal), porque me afectaba su estilo de vida de excesos y “no quería infectarme de nada”.

Mis amadas siempre y por la gracia de Dios me he considerado una mujer sana, pero de pronto se me presentaron 2 molestias en el cuerpo, un dolor de rodillas terribles, como si tuviera 2 bolas que no me permitían ni agacharme, y la otra molestia tenía que ver con las vías urinarias. Yo buscaba al Señor constantemente aun no como mi EC (Esposo Celestial) porque no sabía de estos principios, pero me acuerdo perfecto que durante un festivo en mi ciudad, no fui a trabajar y desde la madrugada que empecé a orar y me senté a leer su palabra y parte del libro, ese día el Señor me confrontó, me hizo ver que no tenía ningún derecho de juzgar a mi esposo, sin importar en el vicio en el que él estuviera, porque aunque yo no hacía las mismas cosas que él, yo sí era una mujer contenciosa.

Ése día me postré mis hermanas y llore tanto y le pedí perdón a mi EC porque me di cuenta cuanto yo lo lastimaba a Él, tratando mal a mi ET, ese día después que me calmé, mi esposo me habló a la casa y me dijo que quería llevar algo para comer juntos y acepté, quiero decirles que desde ese día hasta hoy, mi ET y yo estamos juntos, y antes que no podíamos estar ni siquiera una hora juntos porque terminábamos peleados, ahora no ha habido día en que nos acostemos molestos, no ha sido fácil, porque el aprender a estar calladas es muy difícil, para todo esto yo tuve que dejar la congregación donde iba, ya dejé de trabajar y mi ET me pidió que trabaje con él, por lo cual ya no tengo el tiempo de antes para estar a solas con mi amado EC y eso me desespera mucho, aunque mi ET cree en Dios no es de leer su palabra, no cree en los diezmos y ahora que yo no trabajo tampoco lo puedo hacer y ahora los pagos que quedaron pendientes son mi angustia.

Hoy por la mañana esa fue mi oración pedirle a mi EC que me enseñe a depender sólo de Él, que me enseñe a callar para no pedir y hacer pleito con mi ET para que me dé dinero, si mi Amado EC dice que Él suplirá nuestras necesidades entonces elegí confiar en Él y entregarle mis cargas nuevamente. Y puso en mi corazón cantarle una canción que hace mucho no cantaba. “La gloria de Dios” donde dice: en la gloria de Dios tendré el descanso para mis pies, y la otra parte donde dice la Gloria de Dios gigante y sagrada me carga en sus brazos, alienta mi pasos y me llena de paz.” Wow para mi fue hermoso que me invitara a cantarle esa canción, y al mismo tiempo llevarme y afirmar su protección en su palabra Mateo 11:28. Venid a mí todos los que estén trabajados y cargados, y OS haré descansar. Sólo pude decirle gracias gracias mi Amado!!!! Porque eso quiero todos los días descansar en sus amorosos brazos.

Queridas el día que le pedí perdón a mi amado EC y dejé regresar a mi ET a casa, mis 2 males físicos desaparecieron.

Para la gloria de mi Amado, Él es perfecto!!!!

Sus Promesas

Lucas 6:32 porque si amáis a los que OS aman, qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman.

Me enseñó el Señor que no tenía derecho de juzgar a mi ET , y que no se trataba de esperar que él me ame, si no que a través del amor de Cristo Jesús, entonces yo sería esa mujer virtuosa. Mujer obediente a su palabra.

Efesios 6:5 Criados, estad sujetos con todo respeto a nuestros amos, no solamente a los buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar.

Que no importa que tan difícil sea mi ET, mi relación es con mi amado Jesús y por amor a Él, y como siervos de Dios tenemos que soportar, confiando que Él gana los corazones.

Efesios 4:26-27 Airaos, pero no pequeis. No se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.

El no permitir que el enojo nos lleve a guardar resentimientos, sino siempre aclarar los malentendidos, callar si es necesario, ser humildes de corazón, y no abrir puertas al enemigo al estar enojados.

~ Mérida