Se que Dios lo hará!!

Quiero compartir con ustedes para alabanza y gloria a nuestro Padre Celestial. No es mi restauración matrimonial aún pero se que Dios lo hará, pero Dios me usó en gran manera en esto.

El 8 de diciembre tuve la oportunidad de compartir con mujeres del ministerio en Granada Nicaragua, aunque solo fue por unas horas me dio mucha motivación para seguir adelante caminando con el Señor en este tiempo, tuve tiempo para compartir con Lota y el privilegio de conocerla que fue algo del Señor nuestro encuentro, hablamos mientras ella me acompañaba al esperar el bus de regreso a mi ciudad y cuando hablamos compartí un poco de lo que había pasado pero más de lo que el Señor me había hablado a través de una hermana profeta muy conocida un día que fui a un seminario en una cancha de la ciudad donde vivo en Matagalpa, al subir al bus de regreso a la ciudad venía pensando como Dios me había empezado a usar nuevamente en consejería después con una mujer que había conocido días antes, ella me había llamado contándome un poco lo que había sucedido el día anterior en su casa con su esposo y para gloria de Dios yo estaba empezando a leer algunos capítulos del libro Cómo Dios puede y va a restaurar tu matrimonio, cuando ella me llama y empieza a contarme lo terrible de su situación yo empecé aconsejarla de acuerdo a lo que estaba aprendiendo del libro.

Unos días después estaba en la graduación de uno de mis sobrinos y recibo una llamada de una mujer llorando y era esta misma mujer nuevamente había pasado una terrible situación en el trabajo donde trabaja su esposo y le había gritado frente a otros hombres y dicho palabras hirientes y corrido del lugar, ya el esposo se había ido por varias noche donde la OM y el le decía que estaba más en paz con la OM y que se iría a vivir allá, ella por gracias de Dios estaba cerca de la iglesia donde era la ceremonia de graduación y le dije que nos encontráramos ella estaba desesperada, hablamos y nuevamente use todo lo que estaba aprendiendo del libro y oramos aunque fuera en la calle donde mucha gente conocida estaba pasando, no me dio pena porque valía la pena hacerlo y sabía que Dios usaría el momento..ore a Dios y le declare paz a su corazón y gozo, también declare que el esposo llegaría del trabajo a su casa con paz en su corazón y que pediría perdón por todo el daño que le hizo. Entonces para la Gloria y Honra al Señor…le llame unos día después y ella me comento que el esposo había llegado en paz y que lo que había orado que sucediera paso esa misma noche le pidió perdón a él a sus hijos y me dijo que ya tenía varios días que no visitaba a la OM. Estoy agradecida con Dios porque vi mover su mano sobre el matrimonio de esta mujer…les quiero animar que aunque sus matrimonios no sean restaurados no ser cansen ni desmayen que Dios lo hará y para mientras pasamos por el proceso nos dejemos ser usadas por Dios como instrumentos para ayudar a otras mujeres para que también sus matrimonios sean restaurados.

Éxodo 15:2

Jehová es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré.

Lo alabaré en todo momento porque el me ha dado la salvación.

~Martha