Mi señal ha sido enviada.

Dios es maravilloso y me sorprende cada día más. Quisiera poder gritar lo feliz que me siento

de haberlo encontrado y de experimentar esa paz que uno no cree que puede llegar a sentir, pues sólo ÉL es capaz de darla.

Mi ET ha tomado distancia y ya no se comunica tan a menudo como antes, sin embargo, yo me mantengo en oración por la sanidad de nuestros corazones. Le he pedido a mi amado que me revele las áreas en que me falta cambiar y Él ha sido fiel en revelarlo a través de los capítulos de Preguntas y Respuestas.

He pedido perdón y sigo buscando de Él para mantenerme en Su camino. Hace unos días atrás le pedí que me mostrara si voy bien porque parece que hay algo en lo que debo estar fallando y le dije: “Señor háblame para que yo te entienda y que sea fácil de percibir”. Pues ya saben lo fiel que es El. Yo había estado llamando a mi EC de la misma forma cariñosa que a mi ET y uno de los días que abro el devocional, la persona que escribió le llamaba igual a Dios que como yo lo estaba haciendo. Dirán que así lo hacemos todas, pero lo más maravilloso es no había visto que esa forma cariñosa hubiera sido utilizada antes. El me estaba hablando como se lo pedí.

La comunicación con mi ET sigue casi nula y anoche le pedí a mi Señor: “Padre disculpa que te pida de nuevo una señal pero solo quiero saber si es tu voluntad que siga orando por la restauración de mi matrimonio, sabes que ocupo el mensaje bien claro para entender, así que aquí espero tu respuesta”. Y como Él es tan amoroso y sabe nuestros corazones; hoy leo el devocional y me encuentro que la alabanza de la persona es de alguien de mi país, que esto no es nada usual tampoco, tengo casi 2 años de estar con el Ministerio y he leído en devocionales solo 3 reportes de alabanzas de alguien de mi país.

A El sea toda su gloria. Aleluya!!!! Mi señal ha sido enviada y como sierva humildemente la recibo.

 

Con todo esto, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, en señales, y en prodigios, y en maravillas. – 2 Corintios 12 – 12.  Biblia RV

Porque solo ocupamos pedir, quedarnos quietos y escuchar su voz.

~Poppy