Él me llama de Regreso

Hace más de un año y medio llegué a ustedes, locamente desesperada en busca de ayuda porque el padre de mi hijo en aquel entonces tenía planes de casarse con OM (otra mujer), comencé mi viaje y fue maravilloso experimentar cosas que nunca antes sentí, su palabra y todas sus promesas son lo mejor que pudo llegar a mi vida. Lastimosamente debo decir que el enemigo me atacó y me alejé del ministerio por más de un año, porque accedía de vez en cuando a ver los devocionales, y si leía Salmos y Proverbios, pero no hacía nada más.

Decidí comenzar este año regresando al ministerio, consulté si debía continuar donde había abandonado o comenzar de nuevo, para honra de Dios me dijeron “puedes continuar donde quedaste”, debo decir que no comencé de inmediato ya que primero tenía miedo y luego no tenía cómo acceder a internet. Creo que es necesario mencionar que en todo este tiempo el padre de mis hijos estaba viviendo en otro país, yo me mudé con mi hijo a vivir con él, tontamente pensando que quizás con nosotros en casa el cambiaría, el matrimonio que se daría cuando comencé aquí no se dio para honra y gloria de mi Amado.

Aún sin estar casada y sabiendo que no estaba bien caí en tener intimidad con él y se dio mi segundo embarazo, pensé quizás ahora si cambiará, porque desde que nos mudamos con el NADA cambió, todo seguía como antes, él con OM y nosotros en casa, continué con el segundo curso y todo iba bien hasta que hace una semana sentí en mi corazón que nada iba bien, y reflexioné en el simple hecho de que estaba como apresurada, Si, leía cada lección pero a veces no presentaba Lo que Aprendi / Mi Diario, era como si estuviera yendo muy a prisa y sin comprender mucho. 

Así que decidí detenerme, he continuado leyendo el animador, los devocionales, http://elanimador.com y he estado pidiendo a Dios que me dijera qué hacer ante esta situación, él ha puesto en mi corazón volver a leer Como Dios Puede y Va Restaurar Su Matrimonio, y ver una vez y otra vez los videos de Estar Animada del primer curso Curso 1: RSM, por el momento siento que Él me manda a estar sumergida en los libros, videos y claro su palabra, en esta ocasión no me detengo en mi viaje, simplemente hago una pausa para regresar y ver en que he estado fallando, porque siento que algo falta en mi, siento que Él me está llamando a regresar porque tiene mucho que decirme.

Para terminar siento que debo expresar que las cosas en mi casa que por necia destruí han estado más complicadas, en mi tonta incredulidad busqué según yo ayuda en una persona relacionada con brujería, la cual me dijo muchas cosas horribles que supuestamente sucedían con el padre de mis hijos, pero para honra y gloria de mi Amado, El me rescató de continuar con semejante locura y aferrarme a Él. También siento que debo mencionar que el padre de mis hijos me confesó el embarazo de la OM, y siento que es preciso decir que me regocijé mucho al escuchar esas palabras en su boca, ya que aunque sentí un poco de dolor, no hubo en mí una reacción de enojo o de furia como normalmente hubiese sucedido, y él al ver cómo reaccioné me dijo “no puedo creer que no te enojes” y saben eso no pasó porque esta vez estaba agarrada del amor infinito de aquel que nunca nos falla. El enemigo ha querido llenar mi mente con pensamientos como “ojalá ese niño no existiera” pero me agarro aún más fuerte de mi Amado y le canto alabanzas para que elimine de mi esos malos pensamientos, porque se que todo lo que sucede ahora es parte de Su plan y todo lo que Él hace es perfecto, y siempre es para mejorar Su obra.

Canten alabanzas a su nombre, refúgiense en su palabra, Él en ningún momento nos deja solas, siempre está ahí, Su amor es infinitamente grande y sobrepasa los límites, como ya dije antes por el momento me detendré en el segundo curso y no continuaré presentando más reportes de alabanza hasta que mi Amado me diga “ahora es tiempo de que vuelvas a hablar sobre lo que hemos logrado” sé que la próxima vez que presente un reporte de alabanza será maravilloso seré otra en las manos de mi Amado, Su Amor Es Perfecto.

Sus Promesas

Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? Números 23:19

Porque nada hay imposible para Dios. S. Lucas 1:37 

~ Sarahí