Happy fall xwoman throwing autumn leaves up in the air smiling blissful and cheerful in autumn forest. Young beautiful multicultural Caucasian / Asian xwoman model outside.

Cómo comenzó en realidad tu restauración? *

Realmente no sé por dónde comenzar. Me casé hace 7 años con el hombre más maravilloso, habíamos tenido muchos obstáculos, pero siempre los vencimos, al año de casados salí embarazada de nuestra primera hija y dos años luego empezaron los problemas, había descubierto una infidelidad y al mismo tiempo deseaba tener otro hijo. Yo había decidido esperar “sanar” la herida de la infidelidad, por tanto fuimos a terapia y ahí estuvo mi primer llamado de Dios, ya que me habían recomendado a mí que nos congregáramos a una comunidad de parejas, aunque hice el intento no lo logré ya que yo había creído que había sanado la herida y le dije a mi esposo de tener otro bebé, él no estaba muy de acuerdo pero decidí por ambos tenerlo, ya que antes de casarnos habíamos acordado tener 2 hijos. Por tanto, con este embarazo se me hacía difícil sacar tiempo para asistir a la iglesia y reunirnos con parejas. Al nacer mi bebé, había decidido no prepararme (esterilizarme) por razones que no quiero abundar por lo cual hizo sentir a mi esposo muy frustrado ya que en las decisiones importantes siempre tomaba el control y sumándole que muchas veces dejaba que mis padres opinaran e interfirieran en nuestras vidas. La conducta de mi esposo había cambiado mucho, a raíz de eso me volví muy contenciosa e iracunda, y luego para nuestra sorpresa (ya que no estaba en mis planes) salí embarazada de nuestra tercera hija. Ese embarazo fue frustrante ya que no era planificado y vivía con mucha culpa por no querer estar embarazada . A raíz de esta situación mi esposo cambió de trabajo para aumentar los ingresos ya que la familia creció. Notaba que mi esposo estaba cada vez más ausente y distante y al nacer nuestra hija, noté que no le gustaba estar en la casa, siempre estaba fuera, y ausente dentro de ella, esto conllevó a que siempre le peleara y le gritara. Empecé a comentar con las personas más cercanas lo que estaba pasando, ya que sospechaba que me estaba siendo infiel con OM, En medio de tanta frustración había decidido orar, leer testimonios de restauración pero nada funcionaba, no fue hasta que un día no aguanté más su conducta y lo eché de la casa.

Recuerdo haber leído un testimonio que hablaba en el libro  Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio, cuando me di cuenta de la idolatría que tenía hacia mi esposo, la arrogancia espiritual en este proceso, el ser contenciosa entre otras cosas. Había hecho lo que decía el libro y hubo un momento en que mi esposo decidió volver, pero no regresaba, sabía que estaba con OM y aunque traté de no investigar deduje que tenía una relación muy comprometida con ella y cuando lo enfrenté decidió irse a vivir con ella.

Cómo cambió Dios tu situación mientras lo buscabas a Él con todo el corazón? *

Había comprendido que el paso número 1 en la restauración matrimonial es buscar a Dios de todo corazón. Y sinceramente eso anhelaba pero no sabía cómo. Gracias a Dios tuve una guía espiritual mucho antes de haber empezado a leer el libro. Había decidido buscar RMI para ver los videos y realizar los cursos. Empecé a hacer un ayuno para crecer espiritualmente y ahí fui descubriendo cómo mi Amado me protegía en este proceso TAN difícil y doloroso. Empecé a leer Su Palabra, buscar y cantar Alabanzas. Recuerdo un día estando sentada en la que me preguntaba qué hacer porque no sabía si Su Voluntad era restaurar mi matrimonio, todo estaba cada vez peor y una voz muy dulce me dijo CONFÍA EN MI PROMESA. Sin embargo, me pregunté muchas veces que cuál era su promesa.

Qué principios, de la Palabra de Dios (o por medio de nuestros recursos), te enseñó el Señor durante esta prueba? *

Aprendí que Dios debe estar primero en mi corazón, aprendía a contar solamente con Él ya que es mi Padre, Esposo, Proveedor, Consejero y todo. Aprendí que hacía muy mal hablando de los pecados de mi ET y que debía guardar silencio, como él y yo somos una sola carne yo debía renunciar a mi pecado de la murmuración y calumnia para que él pudiera renunciar a los de él. El tema de tener intimidad con mi ET me llenaba de dudas, pero al final creo que eso ayudó mucho en mi restauración. Aprendí a soltar a mi ET y ponerlos en las manos de mi EC. Otra cosa que me enseñó este ministerio fue a morir a los deseos de la carne, muchas veces me sentí tentada a actuar porque me sentía muy humillada pero aprendí que esos impulsos son deseos carnales y no mandatos de mi Amado. El diezmo es otro principio que recomiendo mucho, sin embargo, yo le pedí dirección a mi Amado porque tenía dudas de diezmar pero Él se encargó de aclarar mis dudas. También ayunar.

Cuáles fueron los momentos más difíciles que Dios te ayudó a atravesar? *

El renunciar a los deseos de la carne fue lo más difícil, hubo muchos momentos en que mi ET o el enemigo me humillaba y la mayoría de veces no actuaba. Recordaba que mi Amado nos ama a todos a pesar de nuestras fallas, que yo no debía juzgar a mi ET y que mi EC se encargaría de todo. Era muy doloroso enfrentarme a situaciones con los niños estando sola con ellos, mis finanzas colapsaron, estaba llena de deudas y muchas veces a pesar de querer cubrir la falla de mi ET ya que no me ayudaba lo suficiente, tenía que soportar la presión de las personas diciéndome que le demandara manutención. Fue muy doloroso también cuando me llamó para hablarme del divorcio ya que sólo había pasado menos de un mes de estar fuera de la casa y ya me lo estaba solicitando.

Cuál fue el “momento crucial” de tu restauración? *

Cuando estaba haciendo el curso 2 RSM, hubo un capítulo que hablaba de la Otra Víctima, yo tenía unos sentimientos de odio hacia la OM de que ella era la que había seducido a mi ET y que había sido una desconsiderada por destruir una familia. Sin embargo, ese día oré para que me cambiara los sentimientos hacia ella y días antes sentía una inquietud y oraba por ella. Ese mismo día vino un gran ataque, mi ET le había dicho a nuestra hija mayor que el vivía con la OM, yo me llené de indignación y lo llamé pero no contestó. Una voz me decía ya has soportado demasiado, si él no te responde llámala a ella porque son unos descarados. Sin embargo, otra voz más profunda me decía ESPERA, no hice caso a esa voz y la llamé le dije que eran unos descarados, le demostré a ella que mi ET y yo teníamos intimidad, cuando me di cuenta que ella no sabía que no estábamos separados antes de nacer la niña entonces le dije todas las faltas de mi esposo. Aunque no lo crean esto no se lo aconsejo a nadie que lo haga ya que sólo hizo empeorar todo, es cierto que ya mis sentimientos hacia ella habían cambiado pero eso sólo hizo que mi esposo me aborreciera y la prefiriera a ella. Incluso me dijo que desde hace mucho no me amaba, que lucharía por ella, que le mandara las observaciones de divorcio, que cómo yo puedo buscar de Dios si hice eso. Creo que esa última parte fue la que más me dolió recuerdo haber llorado y arrodillado y pedirle perdón a mi Amado por no haber sido buena, en ese momento tomé mi Biblia y le pedí que me hablara y encontré Ezequiel 11: 14-25, titulado en RV95 “Promesa de Restauración y Renovación” y ahí estaba mi PROMESA: Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios. Lloré y lloré le dije a Dios que si era Su Voluntad que me diera otra oportunidad, que por lo menos antes tenía esperanza porque habían días en que mi ET me escribía me decía que lo perdonar, pero ahora me odiaba. Decidí entregarle a mi ET y que hiciera lo que Él quisiera y que sólo me dé sabiduría para conocerla, fortaleza para cumplirla y paz para aceptarla. Al cabo de unas semanas empecé el ayuno de Daniel y fui viendo cómo el corazón de mi esposo se iba ablandando nuevamente, esta vez le dije a mi Amado que no haría nada para hacer volver a mi ET, que si él volvía a la casa yo lo aceptaría porque entendería que fue Él quien lo trajo de vuelta.

Sospechabas o podías ver que estabas cerca de ser restaurada? *

Realmente sí, porque una semana antes de que mi ET me dijera que volvería, estaba orando en el Santísimo (soy católica) y una voz me dijo MI MILAGRO ESTÁ CERCA, aunque no lo podía creer ese día y los días después sentía tanta paz y tanto gozo que sobrepasaba todo entendimiento que no podía dormir. Hacía mucho tiempo que oraba y le decía a mi EC que aunque el conocía los anhelos de mi corazón, que sólo me los concediera si son acordes a Su propósito.

** Por favor COPIA & PEGA los versículos completos desde Biblegateway *

Son muchos y algunos los usaba en mis oraciones.

.2 Cro 14:11 (Para el divorcio)
Mateo 19:26
Salmo 37:4 (NVI)
Proverbios 21:1
Salmos46:10
1 Ped 5:6

y mi promesa que espero y oro todas las noches: : Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios. Eze 11: 19-20

De cualquier forma, qué tipo de ánimo te gustaría dejarles a las mujeres en conclusión? *

No dejen de creer que Dios va a restaurar su matrimonio. Había momentos en que me decía que yo sabía que Él podía pero no estaba segura de que si Él quería. No dejen de orar y de creer, Él fundó el matrimonio y siempre quiere mantener a la familia unida, pero debemos de dejar que Él sea el primero en nuestras vidas. Busquemos a Dios porque es el único que puede llenar nuestras necesidades y nos ama incondicionalmente.

~ Pamela