Él me Abraza con su Presencia!!

Dios bendiga el ministerio de Restaurada en Gracia y al Ministerio de Restauración Internacional. AyudaMatrimonial.com

Quiero compartir solo un poco de mi testimonio…

Fui hija de un adulterio y toda mi infancia sufrí abandono, cuando tenía cuatro años fui abusada y crecí con miedo, no tuve a mis padres, pues ambos siempre estaban fuera de casa, cuando estaban había peleas. A la edad de doce años comencé a refugiarme en Dios, fue como un padre para mí y me entregué completamente a su servicio. Me casé a los veinte años y continué sirviendo a Dios sin embargo nunca fui enseñada para ser una esposa y era contenciosa, orgullosa, malvada, etc.

Mi corazón se apartó de Dios en 2017 y comencé a mirar al mundo y sus consejos, esto ayudó a que mi matrimonio se destruyera hace un año con tres meses.

Anduve por los caminos del mundo hasta abril de 2018 que fue cuando Dios puso tristeza que me llevó a arrepentimiento, comencé a congregarme en la iglesia donde viví mi juventud y una hermana me metió a un grupo de facebook de damas y ahí alguien compartió el libro Como Dios puede y va a restaurar su matrimonio que está en la playstore. Curso 1: RSM

Descargué y comencé a leer el libro y a buscar de Dios aplicando los principios, durante ese trayecto me bauticé y mi ET (esposo terrenal) volvió conmigo…nos mudamos a una nueva ciudad sin embargo yo aunque iba a la iglesia no tenía como prioridad a mi EC (esposo celestial) y entonces a los dos meses mi ET se fue con la OM (otra mujer).

Esto me dolió bastante y entonces en medio de mi tristeza y dolor envié un correo a la página de RMI en donde me consolaron a través de la palabra abriendo mis ojos y haciéndome ver que Dios estaba detrás de todo esto y mi pecado de idolatría.

Comencé con el primer curso y Dios me fue sanando poco a poco en cada área de mi vida, me fue mostrando mis pecados y fui siendo demolida y al mismo tiempo edificada en una nueva mujer. Terminé ese curso y después comencé el curso dos,Curso 2: Renovando Su Mente fue ahí que encontré a restaurada en gracia y ha sido de mucha ayuda durante estos dos meses…

He visto la mano de Dios moverse en mi ET y en mi hogar durante estos nueve meses desde que comenzó mi viaje de restauración. Aunque aclaro que lo más hermoso fue verlo moverse en mí, una persona tan egoísta y orgullosa, tan farisea y falsa que no merecía su gracia pero se compadeció de mi y me amó incondicionalmente.

Toda mi vida Jesús fue como un padre pues nunca tuve a nadie quien me defendiera en un mundo tan hostil, pero cuando comencé a escuchar las lecciones de encontrando a Un Esposo Celestial me puse a pensar mucho en esto porque en la iglesia en la que asistí tantos años siempre se hablaba de un pacto con Cristo el esposo y la iglesia la novia, “un pacto que jamás se ponga en olvido”. Pues como el mancebo se casa con la virgen, se casarán contigo tus hijos y como el gozo del esposo con la esposa así se gozará contigo el Dios tuyo. Isaías 62:5 este es uno de los fundamentos solo que yo, aunque entendía esto no podía vivirlo como ahora lo hago. Explico por qué.

El Espíritu Santo días antes me había llamado a ver a Jesús como esposo pero no podía verlo hecho realidad, en el vídeo tres que compartió nuestra hermana Vero de la serie encontrando un esposo celestial lloré y me conmovió mucho el testimonio de la hna. Nancy y le dije al señor:

“Dios aceptaré a tu hijo como mi amado Esposo, sabes que nunca he sabido cómo ser esposa pero confío en que El me enseñará”, también hice la declaración de que él es todo lo que necesito, todo lo que anhelo, todo lo que quiero.

A partir de ese día la paz que ya tenía se ha vuelto más grande, me hace feliz ser la novia de Cristo, me he adornado con un espíritu suave y apacible como a Él le gusta, intento ser lo que él desea cada día y aunque ahora estoy pasando por una enfermedad ni eso me puede quitar la paz y el gozo que Cristo me ha dado, aún en medio de mi dolor me regocijo y alabo a mi esposo amado. Pues estando en cama el me abraza con su presencia y me acompaña todo el tiempo, preocupándose por mi.

Sé que aunque Dios no me devuelva a mi ET yo seguiré siendo feliz, tan solo espero el día que el me llame para congregarme de nuevo y poder dar mis talentos a su servicio.

Restaurada en Gracia