Sharing is caring!

¿Cómo comenzó en realidad tu restauración? 

Este es en realidad mi segundo matrimonio. Yo me casé con la idea de que era un compromiso con El Señor y que iba a ser una sola vez, pero mi falta de información, mi falta de relación con mi EC, llevó al fracaso rotundo de mi primer matrimonio, sumado a problemas de drogas y agresión.

Siempre tuve miedo de que El Señor no aprobara mi segundo matrimonio, y después de tres años, nuevamente este matrimonio empezó a fracasar. Habíamos tenido un año sumamente difícil, el nacimiento de las gemelas, un trabajo nuevo, el desempleo de mi esposo, empezaron a llenarnos de frustraciones y problemas, sumado a que yo le llevo a mi esposo varios y años, y durante este tiempo, en mi tontería, pensé que era yo la que tenía que ayudarlo a madurar; yo tenía que dirigirle el camino y guiarlo. ¡Gran error! Poco sabía yo el principio de que mi esposo es mi cabeza y aunque asistía a la iglesia, yo nunca absorbí ese principio porque nadie me lo enseñó. Vivimos en un mundo en el cual las mujeres tomamos el liderazgo de todo y yo pensé que en mi matrimonio también tenía que hacerlo.

El fracaso ocurrió ese año, discutíamos por todo y nuestro hogar se volvió un infierno. Yo trabajaba todo el día en un parque de fotógrafa en medio del bosque y mi esposo toda la noche de cocinero en un restaurante. Esta situación hizo que nunca nos pudiéramos ver, sólo los días libres; y en esos días no hacíamos más que discutir por el cansancio y por el abandono de parte de los dos. Tener gemelas es sumamente desgastante, trabajar 8 horas y limpiar la casa me tenían agotada, él se sentía agotado por dormir poco y porque nunca nos veía. Gritos, odio, reclamos corrían sin parar y yo no quería que esta familia se destruyera también, yo había orado mucho para que El Señor nos guiara en este hogar y ahora estaba fracasando de nuevo.

Un jueves mi esposo despotricaba que estaba harto de la situación, de mí, que me vomitaba, que no soportaba ni verme; y yo sólo me quedé impactada llorando en la cama, suplicándole a Dios que me ayudara, que no quería criar a mis hijas sola; mientras él gritaba, yo buscaba en Internet consuelo algo que me ayudara y encontré en google Ayudamatrimonial.com, poco sabía yo lo importante de este hallazgo y que este marcaría un antes y un después en mi vida.

¿Cómo cambió Dios tu situación mientras lo buscabas a Él con todo el corazón? 

Cuando empecé a hacer los cursos, inicié también un año bíblico, y la lectura de los devocionales, los proverbios y planes en mi aplicación de la Biblia, y cada día me daba cuenta de los errores tan grandes que había cometido, con cada palabra de rebeldía, cada humillación y con mi complejo de superioridad. La voz de mi amado Esposo Celestial se hizo fuerte y me sentí completamente quebrantada y liderada a cambiar mi vida y ser realmente una cristina, una seguidora de Cristo.

Aprendí el principio de soltar, de no preguntar a dónde iba ni en qué gastaba el dinero, dejé de pedirle ayuda con las niñas y la casa, dejé de responderle cuando buscaba problema —que era muy seguido— empecé a orar y viendo una película, me hice un cuaderno de oración en donde escribía todas las oraciones contestadas, las peticiones y los versículos que me daban aliento.

Ya no renegaba cada vez que pasaba algo, sino que aprendía a ver la mano del Señor en cada problema y esperar a que Él me defendiera. Esto motivó a mi esposo a cambiar, y al ver los milagros que El Señor hacía en mi vida, quiso tener lo que yo tenía y su corazón de piedra se fue volviendo de carne.

¿Qué principios, de la Palabra de Dios (o por medio de nuestros recursos), te enseñó el Señor durante esta prueba? 

Amadas, el principio más importante es aprender a soltar, nada de lo que tu esposo haga o diga debe afectarte, más bien enamórate del Señor, que te ama con todo su ser. Aprendí que yo no puedo cambiar a nadie, pero que el ayuno y la oración realmente lo pueden todo. Las guerras se ganan de rodillas y en silencio. El sacar tiempo especial para orar y estudiar la Biblia para ser llena del amor de EC para soportar cada prueba. El diezmo que nos pone en una posición de obediencia reconociendo nuestra lealtad al que nos da todo. Y el más importante aprender a callar y a obedecer al Señor y a mi esposo.

¿Cuáles fueron los momentos más difíciles que Dios te ayudó a atravesar? 

Hubieron varios terribles, pero los peores fueron cuando encontró trabajo en una taquería haciendo servicio express, y nunca sabía dónde estaba y con quién se relacionaba. No me hablaba durante el día y llegaba muy tarde en la noche, muchas veces oliendo a licor y de pésimo humor.

Pasaban días en que me amaba y días en que me odiaba, el odio se le podía ver en la cara. Satanás tenía una lucha encarnizada con mi familia, pero gracias a los principios que tenía, logre pasarla.

¿Cuál fue el “momento crucial” de tu restauración? 

Una semana en que la moto se le daño y estaba desesperado, no tenía como viajar al trabajo, no tenía dinero para los pases, y en medio de los gritos y el odio, yo le ofrecí mi ayuda para pagar los gastos de la moto y los pases, ese día se había cortado todo el pelo de la gran frustración que tenía, se quedó pelón, fue impactante verlo tan derrotado y lleno de ira, habíamos tenido una semana Satánica, en la que yo había ayunado para tener fuerza para soportar los insultos y la ira. Yo me le acerqué y le ofrecí mi ayuda, lo abracé y le dije que Dios lo tenía bajo Su control y que íbamos a salir adelante.

¡¡¡¡El semblante de la cara le cambió por completo!!!! me abrazó y rompió en llanto y me pidió perdón por todo, me dijo que me amaba y que no sabía porque se estaba comportando de esa manera, que él amaba su familia, y a mí y que no quería otra mujer en su vida, que ya me lo había probado en muchas ocasiones y que lo volvería a hacer. ¡Gloria a Dios! Todo lo hace perfecto y en momento justo, toda la gloria es a Él que le cambió el corazón en un instante.

¿Cuéntanos CÓMO pasó? ¿Tu esposo sólo regresó por la puerta principal? 

Yo tuve la enorme bendición que mi esposo nunca se fue, pero después del episodio de la moto, todo en nuestra vida cambió ¡¡y lo hizo para bien!! Ya casi no habían gritos, solo te amos y soluciones, empezamos a orar juntos y a reconocer quién nos había cambiado: Jesús. Mi esposo tenía una mentalidad completamente renovada, parecía una película.

¿Sospechabas o podías ver que estabas cerca de ser restaurada?

Sí, porque ese mes hubieron tantos problemas, financieros, en el trabajo de él, en el mío, en la familia, con las niñas, era todo un caos que yo temblaba de miedo y dolor, me sentía atacada por Satanás y aunque estaba con mi amado Jesús, las pruebas parecían sobrepasarme, a lo que aplique el principio de no oponerse al mal.

Si se vuelve todo un caos, pero gracias a los testimonios, y al Animador, yo tenía la fe para soportar a pesar de que mi carne estaba muy débil.

¿Recomendarías alguno de nuestros recursos en particular, que te haya ayudado? 

Todos y cada uno, la forma en que está diseñado cada curso, cada testimonio, los videos de Erin que nos dan tanta esperanza y ánimo, los animadores, la canción de amor, los Salmos, en fin cada recurso, cada libro, todo nos ayuda a crecer espiritualmente y enamorarnos de nuestro Esposo Celestial. Esto creo que fue lo mejor que saqué de todo el proceso, realmente conocer a Jesús como mi Esposo Celestial, y saber que Él y sólo Él me ama así como soy y siempre me busca.

¿Tienes versículos favoritos de la Biblia que quisieras compartir con las mujeres que leer tu testimonio o promesas que Él te dio?

“Alzaré mis ojos a los montes;

¿De dónde vendrá mi socorro?

Mi socorro viene de Jehová,

Que hizo los cielos y la tierra.

No dará tu pie al resbaladero,

Ni se dormirá el que te guarda.

He aquí, no se adormecerá ni dormirá

El que guarda a Israel.

Jehová es tu guardador;

Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

El sol no te fatigará de día,

Ni la luna de noche.

Jehová te guardará de todo mal;

El guardará tu alma.

Jehová guardará tu salida y tu entrada

Desde ahora y para siempre”. Salmo 121

¿Estarías interesada en ayudar a animar a otras mujeres? 

siiiiiiiiii

De cualquier forma, ¿qué tipo de ánimo te gustaría dejarles a las mujeres en conclusión?

Queridas, cada viaje de restauración está diseñado para que conozcas a tu Creador y Redentor, para que sepas que no debes poner a tu esposo de ídolo y para que conozcas el amor de tu vida, UN ESPOSO CELESTIAL que ama el sonido de tu voz, que está en control de tu mundo, que nada te va a ocurrir sin Su permiso. Una vez que tu vida gira entorno a tu Amado, todo va cayendo en su lugar, tus prioridades, tu familia, tu vida. No pierdas la fe, cuando todo falla Jesús no lo hace, Él no es hombre para que cambie de opinión y no hay nada en el mundo que pueda separarte de Su amor.

Ten fe, sólo ¡confía!

~ Isabella