Confiar aún más en Nuestro Señor!!!

Den y se les dará:Se les echará en el regazo una medida llena,apretada, sacudida y rebosante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes. —Lucas 6:38

Esta promesa en realidad me impactó y es la base de la lección de hoy en donde aprendí mucho, ya que habla de algo que justamente no somos en nuestra carne capaces de hacer: Dar.

Esta lección me enseñó mucho, para mi siempre fue fácil ayudar y dar a quien lo necesita, eso me enseñó mi madre desde pequeña, pero lo que realmente no hacía era dar y ayudar cuando yo no tenía recursos suficientes, si he dado de acuerdo a mis posibilidades pero siempre tenía algo para mi, pero lo que nos enseñan acá es realmente increíble poder dar incluso cuando ya no te queda nada, eso humanamente es difícil, pero con Dios dentro de nosotros realmente podemos hacerlo.

Aplicar este principio será para mí una prueba, es justamente en el área de las finanzas que he tenido aún problemas, como madre sola ahora, me encargo de todos los gastos míos y de mi hija y muchas veces me desespero al ver que no me alcanzará para pagar todo ó que me estoy endeudando.

Entendí que debo soltar y confiar en el Señor, después de todo tengo la promesa de que Él siempre proveerá y nos cuidará a mi hija y a mi, hoy he renovado mi mente con este principio.

En primer lugar, preguntaré siempre a Dios, que me guie sobre cuándo dar, ya que también aprendí que el enemigo puede querer engañarnos, para cansarnos y dejarnos sin nada.

Si Dios me dice o me guia a dar, aun cuando realmente yo no tenga dinero o pienso que no me alcanzara, lo haré ya que tengo la promesa que Él está en control de todo y premiará mi obediencia.

En momento de duda, entraré en más oración y meditación para discernir realmente cual es la voluntad de Dios y lo que Él me mande a obedecer, en ciertas situaciones.

Queridas novias esta lección les encantará como a mi, este principio poderoso cambiará su vida por completo para bien, y les enseñara a confiar aún más en nuestro Señor, verán algo que parecía imposible, volverse realidad ante sus ojos. Esta lección me sirvio de mucho, espero que a ustedes también, este conocimiento será de mucha ayuda para ustedes, sobre todo para aquellas que se han visto en desesperación y pensando que ya no hay esperanzas y todo está perdido, verán como Dios nos puede bendecir enormemente si seguimos sus principios.

Mujeres, hermosas princesas del Señor cada lección de este libro será un arma poderosa para ustedes, para poder seguir el camino del Señor y que puedan encontrar esa Vida Abundante y la felicidad que tanto anhelan.

~ Louan