Con mi fe Renovada en las Promesas de mi Amado!!

“Porque es aún la visión para el tiempo señalado; se apresura hacia el fin y no defraudará. Aunque tarde espérala; porque ciertamente vendrá, no tardara. HABACUC 2:3

Me hizo recordar todas esas promesas que Dios me dio al inicio de mi restauración, promesas que muchas había olvidado.

Me hizo reflexionar mucho sobre mis promesas propias, algunas las olvide algunas me parecieron que no podían ser, he observado mi falta de fe en este tema y siento que debo trabajar esto en mi, ha sido este capítulo Vale TANTO la Pena Esperar como una llamada de atención a mi misma lo cual aprecio mucho y  se que debo cambiar esto.

Entiendo que primeramente para poder ayudar a otros debo tener fe completa en las promesas de Dios !incluso las mías!, algunas me parecen tan lejanas ahora, pero Dios no se equivoca y si me las dió, fue porque se cumpliran, este capitulo realmente me ha hecho sentir esperanzada y termino de leerlo con mi fe renovada, lo cual me alegra, se que todo esto es un proceso pero es realmente importante ver mis propias fallas para poder superarlas.

En primer lugar debo ejercitar mas mi fe, ya que he fallado en eso en sentir que muchas de las promesas que me dieron en un inicio nunca se cumpliran. Debo ser más paciente en mi espera, como dice la lección muchas veces no nos gusta esperar y estamos ansiosas por ver resultados rapido, en mi caso también he sentido eso, por lo que debo aprender a esperar tranquilamente. Debo confiar más en que Dios tiene control de todo en mi vida, yo misma le he entregado mis cargas sin embargo a veces me desespero y eso debo cambiarlo.

Queridas novias esta lección maravillosa les dará muchas respuestas que se que tienen a diario, lean una y otra vez hasta comprender lo que Dios nos quiere decir en su palabra, será de gran ayuda en medio de su lucha, recuerden que todo tiene un propósito.

Queridas novias, es hora de poner en práctica la lección aprendida , ahora que entienden como yo lo hice, el propósito de la espera y las pruebas en nuestras vidas, no decaigan y mantenganse fuertes, renovándose con las promesas que Dios ya nos dio, no pierdan la fe nunca porque aunque a veces debamos esperar muchisimo, es para nuestro bien.

~ Louan