Cómo ser bendecida! – “Rebosando y derramándose”

La Promesa del día: “Si saben esto, serán felices si lo practican.” Juan 13:17 

La semana pasada aprendimos que el primer principio es ser bendecida y que:

Dios QUIERE bendecirte!

Y la segunda parte es :

El Señor espera y anhela bendecir a todos y cada uno que le anhela Él. Es su propia naturaleza QUIERE bendecirnos !

Esta semana nos gustaría llegar a entender por qué hay algunos creyentes que no son bendecidos mientras que hay otros creyentes que parecen ser tan bendecida que no pueden contenerlo .

Lo que quiero decir es que estos individuos son tan bendecidos que las bendiciones están, literalmente, rebosando y derramándose sobre cualquiera que esté cerca de ellos. Yo no sé ustedes, pero este es el tipo de bendiciones que yo quiero tener. El tipo que es "apretada y rebosante". Quiero tanto de Dios que me sobre mucho más para transmitirle a todo el mundo cerca de mí. ¿Es esto lo que quieres también?

Así que si es cierto que Dios quiere bendecirnos, entonces ¿por qué sufren algunos creyentes?

Principio # 2 ¡El sufrimiento y el dolor nos ayudan a obtener la madurez necesaria para disfrutar de la bendición!

A todos nos gusta pensar que nuestro milagro vendrá a nosotros en la forma de ganar la lotería. En otras palabras, que, de repente, estaríamos al instante y gloriosamente bendecidas, nunca necesitando una bendición más en el futuro. Sin embargo, cuando una bendición simplemente cae en nuestro regazo, la verdad es que estamos total y absolutamente sin preparación para manejar la situación. Así que, en lugar de ser una verdadera bendición, la bendición se convierte en una maldición para nosotros.

La manera que Dios diseñó para recibir sus bendiciones, fue a través de las nubes oscuras. Por fatiga, el dolor, el sufrimiento, la lucha y la tristeza es la forma en que experimentamos y aprendemos la madurez necesaria para mantener y disfrutar nuestra bendición.

Hubo un documental que vimos una vez en el que se entrevistó a personas que habían ganado la lotería. Todos, menos uno que había ganado recientemente, encontraron que el dinero que ellos soñaron los haría felices realmente destruyó sus vidas. Se había dado a ellos antes de que estuvieran listos para asumir la responsabilidad. Ellos tampoco habían trabajado o sufrido por ello, sino que cayó en su regazo.

Cuando estás en medio de pruebas, como en tu matrimonio, cada día deseas que tu cónyuge llegue a casa ese mismo DÍA o que milagrosamente va a cambiar durante LA NOCHE. Es nuestra naturaleza que no quiere esperar. ¿Y quién de nosotras quiere continuar lastimándose o derramando una lágrima más?

Sin embargo, no hemos olvidado como el sufrimiento que nos trajo hasta aquí, nos llevó a Él, ¿cómo nuestras pruebas hasta el momento nos han cambiado de maneras increíbles? Ninguna de nosotras somos la misma persona que éramos. Estamos completamente transformadas y lo que nos importa ahora no es nada comparado a como antes. Si eres como yo, miras hacia atrás en la manera que fuiste y te averguenzas. Sin embargo, qué tan pronto nos olvidamos de que el Señor nos dijo que somos transformadas de gloria en gloria.

Así que vamos a leer el versículo de nuevo para ver si podemos recoger más de el:

2 Corintios 3:18 (NBLH)
“Pero todos nosotros, con el rostro descubierto, contemplando como en un espejo la gloria del Señor, estamos siendo transformados en la misma imagen de gloria en gloria, como por el Señor, el Espíritu.”

Si está agotada y ha estado pensando "cuánto tiempo" este viaje de Restauración tomará, pare por un minuto para mirar hacia atrás y recordar cómo estas pruebas te han cambiado.

Hoy mientras trabajaba en unos Testimonios de Matrimonios Restaurados me llamó la atención con total asombro la cantidad de personas que explican con gran detalle lo difícil que fueron sus pruebas, ¡pero cada una no hubiera querido perder o cambiar una cosa! Me siento así también. ¿Entonces por qué, cuando escribí por primera vez esta serie, estaba harta de todas las pruebas que he compartido que me estaban golpeando, una tras otra, y ¿por qué me gustaría que terminaran? Al parecer, me había olvidado de cómo llegué a ese lugar en mi vida.

Como dije en el 2004, me decidí a relajarme en un baño caliente y abrí el Devocional Manantiales en el Desierto y comencé a leer uno de mis favoritos: 9 de enero te animo a leerlo también, que explica acerca de la hermosa mariposa que nunca vivió para usar sus alas de colores, y todo porque la mariposa fue liberada de la lucha y del sufrimiento. Al leerlo de nuevo justo ahora, me llamó la atención una vez más por qué el hombre que presenció la mariposa luchando simplemente cortó una pequeña abertura para que la mariposa ya no continuara luchando para salir de su recinto apretado.

Como dije hace diez años, que fue cuando terminé de leer esa historia cuando de repente me acordé de que en todas las pruebas de la semana, había fallado en terminar de escribir el mensaje de esta semana. Así que salí del baño, pero en vez de estar triste estaba agradecida. Agradecida por un Padre Celestial que me ama lo suficiente como para dejarme crecer; que me cambiará a ser más como Él. Sus caminos no son mis caminos y Sus pensamientos no son mis pensamientos.

Y como yo también dije: Me hizo feliz saber que Él no ha terminado conmigo todavía. ¡Gracias Señor por las pruebas; de nuevo me regocijo!

Afortunadamente y humillantemente veo cuántos años ha tomado el Señor para transformar y ayudarme a madurar. Fue sólo en los últimos días que me di cuenta de que yo no quería ser liberada o salvada de mis pruebas actuales, porque sólo en el fuego puedo realmente sentir Su presencia al máximo.

Daniel 3:24 (NBLH)

“Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y levantándose apresuradamente preguntó a sus altos oficiales: “¿No eran tres los hombres que echamos atados en medio del fuego?” “Así es, oh rey,” respondieron ellos. “¡Miren!” respondió el rey. “Veo a cuatro hombres sueltos que se pasean en medio del fuego sin sufrir daño alguno, y el aspecto del cuarto es semejante al de un hijo de los dioses”.

¿Qué hay de tí? ¿Dónde estás tu en tus pruebas y cómo te sientes acerca de ellas?

Diario

Ahora es momento de hacer su Diario.  Si usted tiene un testimonio o testimonio de alabanza que le gustaría compartir sobre el mensaje de esta semana, por favor tome un momento para HACER CLIC AQUI y PRESENTAR UN Testimonio de Alabanza.