¡MI PADRE JUSTO Y MI ESPOSO FIEL!

Amadas novias, ayer le prometí a mi amado que iba a escribirles a ustedes para compartir lo que he estado viviendo.

Amadas, nuestro amado EC siempre es FIEL, y me ha mostrado y premiado cuando he hecho cosas que le han agradado, pero también sabe corregirme y decirme que regrese por el camino correcto.

Desde hace unas semanas atrás, me he embarcado en una búsqueda desesperada de ÉL, por necesitar solo de ÉL, que sin darme cuenta y por desear dejar mi vida anterior atrás, no me dí cuenta que empecé a menospreciar o no tomar en cuenta algo tan importante para esperar tranquilamente por nuestras bendiciones.

Lo principal fue empezar a llenarme de orgullo, primer gran error que llenó de algo de soberbia y me llevó a empezar a olvidarme de que hay ciertas leyes que como dice ERIN, son como la ley de gravedad, que si no se cumplen simplemente nos caemos.

Empecé a sentir falta de tranquilidad, falta de conexión con ÉL, y no disfrutar de las bendiciones que me daba por las cosas que si había estado haciendo bien.

Pues amadas empecé en mi afán por correr solo tras mi amado, a despreciar o no obedecer los mandatos de mi amado, en cuanto a ser sumisa a mi autoridad y esperar solo en ÉL. Bueno yo me estaba llenando de confianza solo en mi AMADO pero estaba olvidando de ser sumisa y obediente.

En lugar de eso mi actitud fue yo solo necesito de mi EC y empecé a olvidar que debo respetar, eso me llevó a sentir orgullo, que inevitablemente, ¡porque su palabra se cumple!, empecé a perder su gracia, todo me costaba más.

Pero mi amado tesoro es fiel, él cumple con sus palabra y me muestra que si escucha mis oraciones, siempre le pido que me guié por el camino correcto y hace dos días me mostró que estaba haciendo mal, es triste no sentirlo como antes por la falta que estaba cometiendo.

Aquí estoy ahora enderezando mi camino, me arrepentí y me humillé para buscar de su gracia y me muestra que como Padre me está tratando como hija por medio del castigo y de la tristeza que me llevó al arrepentimiento.

Amadas mi EC me enseñó que debemos tener mucho cuidado, que ÉL tiene el tiempo exacto y perfecto que no hay necesidad de correr porque nos podemos tropezar, siempre atenta a todo lo que ÉL exige de nosotras para poder protegernos, cuando descuidamos algo, lastimosamente es dejar una puerta abierta por donde se escapan nuestras bendiciones.

Afortunadamente me mostró mi error y me dió tiempo de pedir perdón y rectificarme, además que le prometí, que éste también debe ser un testimonio, para mostrar que ÉL es fiel a toda su palabra.

Reconozco que estaba fallando, me guió por el camino correcto, me recordó cuáles son las leyes que debo cumplir, y como resultado me enamoré más de su ley.

Alabado seas amado, por tu corrección, porque aún cuando el justo cae no queda postrado porque tú sostienes mi mano.

(2 Pedro 2:22) “Así, esas personas demuestran la verdad del dicho: «El perro vuelve a su vómito», y también la verdad de este otro: «El cerdo recién bañado vuelve a revolcarse en el lodo».

(1 Pedro: 3:6) Así obedeció Sara a Abraham, llamándolo señor, y vosotras habéis llegado a ser hijas de ella, si hacéis el bien y no estáis amedrentadas por ningún temor.

~Carolina