Dios esta trabajando conmigo primero.

Queridas hermanas, hoy quiero animarlas como EL a mi me consoló, si aun no encuentras motivos o si ya crees que EL existe y puede hacer absolutamente todo te invito a leer mi testimonio.

Hace poco menos de un año, empecé a ver que mi matrimonio no andaba bien, ya mi esposo no era ese hombre cariñoso y siempre preocupado por nosotras (mi hija y yo), él en realidad era un hombre con defectos y virtudes como todos pero eso si, prácticamente era yo su vida, llevamos algo más de diez años juntos, duramos 7 años de novios muy lindos y maravillosos llenos de pruebas pero siempre saliendo adelante por nosotros, pero todo empezó a cambiar luego del matrimonio y nuestra hija nació.

En fin empecé a convertirme en una mandona, nada me satisfacía, odiaba que mi esposo ayudara su mamá y a su familia, era arrogante hacia ellos, nunca congeniamos del todo pero ahora sé que no era excusa para tener tan siquiera el permitirme sentir eso tan feo, era una peleona, contenciosa solo con mi esposo, todo tenía que hacerse a mi modo, y ah!!! se me olvidaba perezosa, no cuidadosa del hogar, toda una desastrosa. Wow al escribir esto, recuerdo tan diferente me veía en ese entonces.

Bueno y llego el dia en que mi esposo estaba raro, primero me dijo que no se sentía bien, luego las llegadas tarde, luego las no llegadas, y luego un dia me empezo a decir que había conocido a alguien; desde ahí empecé con mi carrera desesperada de retenerlo, que no hice señoras, cartas, comidas especiales, me volque a ser mas cariñosa, hasta que un dia me dijo que necesitaba un tiempo varias veces intentó irse y yo lo detuve, hasta que un dia ya no pude, leí un mensaje de whatsaap que ya me determinó que andaba en todos los modos posibles con OM, exploté y él no hizo más que coger sus cosas e irse.

Yo señoras tirada literalmente, desesperada, abandonada, con mi mundo perfecto hecho trizas y queriendo que el mundo me tragara, y ahi quede yo con una bebe de un año en los brazos y muerta en vida.

Literalmente se me fue la vida, es que mi esposo se había convertido en mi vida entera muchos años juntos, él siempre siendo mi apoyo que cuando sucedió todo literalmente me quería morir.

Y empecé a destruir mucho más lo ya destruido, el enemigo no se conforma con destruirte, te pisotea y te hace hacer cosas horribles, llame a mis padres y les conté lo sucedido hasta ese momento no había dicho nada o al menos no les había dado a notar que las cosas eran tan graves, mi madre en el buen sentido de ayudarme fue a hablar con él a la casa de su mamá, eso fue una de las peores cosas que pude haber permitido, prácticamente lo avergoncé ante todos, aunque nunca le faltó el respeto a mi mamá, aun mi esposo con el ánimo de defenderse me humilló frente a mis padres, dijo que yo le había sido infiel cuando no ha sido así, en fin mi esposo dijo todo lo malo que se les pudiera imaginar a mis padres. Al dia siguiente solo regresó para llevarse sus cosas, fue muy doloroso porque días despues me pidio el divorcio, yo lo convencí de que esa no era la salida, en fin.

Segui intentando de todo, que llegue al punto de la brujería, si tal era mi desesperación por retenerlo, que estuve unos tres o cuatro meses en ese punto. Yo le decía Dios yo he sido tan buena mujer, tan buena esposa, si siempre he sido tranquila, respetuosa, nunca me gusto las peleas y siempre buscaba que las cosas se hicieran bien pero estaba tan equivocada. Luego de un tiempo empecé a decirle al señor que me guíe porque me empezó a picar el gusto por la lectura de cartas y esas cosas, hasta que un dia le dije señor, no puedo mas no se si esto esta correcto, este mundo me hace sentir odio, rencor, querer dominar y esa no es la vida que quiero para mi ni para mi hija, quiero mi hogar, pero ven y dime si estoy en lo correcto, les prometo que no pasó tanto tiempo creo que un par de semanas, que llegó a mi vida el libro de Erin Como Dios puede y va a restaurar su matrimonio.

Cuando empecé a leerlo, porque lo encontré en pdf, me empecé a dar cuenta de los horrorosos errores en los que había sustentado mi hogar, ahí me di cuenta que la mujer santa y buena que incluso y mis amigos me tienen por estima no era más que una caricatura de mi misma.

Se me cayó la venda de los ojos, vi el engaño en el que había vivido, hoy escribiendo esto, me da risa por todo lo que el Señor ha hecho de mi.

Recuerdo que al entrar a página web se ven imagenes de mujeres felices yo decía cómo pueden estar así durante esta etapa de la vida tan dura, bueno empecé a seguir los cursos, y puedo decirles como mi Dios empezó a obrar en mi vida, deseche todo lo que me hacía recordar mis terribles pecados, pedí perdón, me sentía tan sucia, derramé mi alma y corazón con todo mi ser, empecé a orar, a ayunar, a entender su palabra, le he pedido sabiduría y generosamente me la ha dado, durante etapas de angustia Él ha estado ahí sustentándome y levantándome literalmente con cánticos de liberación.

Luego de sentir por un periodo esa paz que sobrepasa el entendimiento, empecé a sentir respuestas de mi Dios, promesas directas periodos de risa dentro de la oración con imágenes hermosas de mi vida, es ahí cuando le dije Señor quiero dejar ir a mi esposo no tanto en sentido físico de botarlo de la casa o esas cosas, sino desatarlo de mi corazón y de mi posesión hacia el, es decir si él no está en casa no dejar que el enemigo juegue con mi mente, sino dejárselo a Dios completamente y no correr en mente hacia mi esposo, y que en lugar de eso me deje seguirlo a Él, que quería sentirlo como mi EC le dije que le entregaba a mi esposo y que venga que ocupe el lugar que le corresponde a mi Señor, y que quite de ahí a quien esté, sobre todo a mi esposo.

El resultado: Dios es tan hermoso, amo a mi esposo pero con un amor rico, agape que no es necesario que me demuestra algo para amarlo y respetarlo desearle las bendiciones más hermosas en su vida como corresponde en el Señor, pero gracias a mi amado le quite esa responsabilidad tan grande que había puesto en mi esposo, un hombre no puede ser mi vida, ni mucho menos la razón de vivir en donde deposité mis esperanzas y mi fe.

Hoy puedo decir que soy feliz, hoy veo esas mujeres que aparecen la página del rmiew, y me siento identificada, me siento enamorada, soportada, sustentada, protegida es tan hermoso mi ESPOSO CELESTIAL que si tengo alguna necesidad siempre me da una respuesta, me ha enseñado a despojarme del dinero que siempre ha sido una debilidad para mi, y aun asi el me ha enseñado con hechos que es mi proveedor, por cierto de aquella contenciosa, perezosa, y descuidada del hogar ya no queda casi nada. Sus maravillas me han llenado tanto el corazón. Si se preguntan por mi esposo terrenal, aunque no lo crean vive conmigo pero aun mi restauración está en camino porque yo lo hice regresar aun cuando no había conocido este ministerio.

Dios esta trabajando conmigo primero, sé que con el tambien porque es su promesa, sé que veré sus maravillas algún día con un nuevo esposo y padre en un mismo cuerpo pero con un corazón de carne para mi y para mi hija. Espero seguir animándolas con muchas maravillas que Dios ha hecho en mi vida, de sus respuestas y de muchas situaciones en las que me he encontrado y siempre se muestra que me esta viendo y que está conmigo. Espero pronto mis ojos puedan ver mi matrimonio restaurado y les daré la continuación de mi testimonio, dándole siempre la Gloria a mi amado y decirles que EL es mi esposo, amoroso, cuidado, tratándome con fragilidad y cuidado y dándome unos hermosos abrazos que siento cada vez que cierro los ojos pensando en EL. Que les puedo decir estoy enamorada.

No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, sino que te olvidarás de la verg:uenza de tu juventud, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria.

Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado.

Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamó Jehová, y como a la esposa de la juventud que es repudiada, dijo el Dios tuyo.

Isaias 54

Siento como si mi amado me hablara en esta palabra, la siento para mi, mi amado me habla con dulzura, su promesa es un cortejo para mi corazón, mi Señor, mi querido Señor te quiero en cada instante de mi vida, eres la inspiración de cada latido de mi corazón.

~Carolina